miércoles, 26 de agosto de 2015

Usted que me trae

Hoy quiero contarle a usted, sobre usted misma
le quisiera devolver un fiel reflejo
de lo que yo creo que usted es,
pero como mujer compleja que se auto-define
sabrá bien que mi visión no es de fiar
ya que me es imposible fijar en palabras
a usted.
Comienzo por contarle que aparte de su cobardía
de su baja autoestima
de sus bien llevados años
de sus locuras diarias
y de que casi a cada una hora estalla de enojo,
usted me trae maravillada.
Con sus conquistas matinales
sus locuras nocturnas
sus risas sin sentido
sus miedos irracionales
sus caras de odio permanente
y la manera en que se arregla los lentes cuando se le resbalan de la nariz;
yo se que usted piensa que solo estoy reflejando
lo que para usted
son sus defectos,
pero créame cuando le digo
que me tienen maravillada sus gritos de enojo
y de que cuando tiene un mal día
la casa temblará.
Usted no se da cuenta que a pesar que la quiero matar todo el tiempo
cuando usted me mira
y me sonríe
ahí me doy cuenta,

usted me trae fascinada. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario