martes, 17 de junio de 2014

Besoterapia

Resulta que el día de ayer, a eso de las 5 de la tarde
se me ocurrió, lenta y apaciguadamente
llevar mis ojos al recuerdo,
generalmente esto es basado en efectos prácticos de la memoria
pero en este caso
fue el práctico momento del tacto,
la memoria táctil del cuerpo;
resulta que mi voz ya no quería hablar
y mis manos no me permitían tocar,
generalmente el diagnóstico sería cierta enfermedad motriz
o quien sabe, alguna mental,
lo cierto es que
hice uso y práctica
del recuerdo táctil.
Recordé la primera vez,
mientras miraba el presente;
la primera vez de la sonrisa verdadera
el primer pensamiento retraído por tus ojos
y el primer dejo de esperanza;
la verdad es que, como terapeuta
cuesta comentar e insistir a los pacientes con la medicina alternativa
pero creo que si todos supieran lo que tus besos curan,
serías la dama más infinita del clandestino sol,
sin embargo
sin serlo, sin hacerlo,
sigues siendo la mujer infinita del universo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario