jueves, 10 de abril de 2014

Oda a mi misma

Luego de haber visto
cada una de tus derrotas
de encontrar
más de mil maneras diferentes
que gritar
de llorar,
luego de verte desgarrar la piel
de intentar sacar entre el metal de tu sangre
la poca pureza que creías tener
de haberte levantado
entre mis brazos
de tenerte acurrucada
cual flor machucada por el viento
luego de mil tormentas
y dos temporales
de dos huracanes
de quedarte sin corazón
de haber perdido la razón,
hoy me gusta verte sonreír.
Me gusta ver que lo que generan tus ojos
es brillo,
es dicha;
me siento plena
saber que aún te amo
que luego de miles de tormentas
aún conservas tu razón
aún contienes ganas de encontrar
aún contienes
contenido.
Me gusta verte a espejo
y ya es otra quien me mira,
me gusta saber que estás
y que siempre estarás, 
me gusta ser
y serte.
Serte de mil maneras más que verte
serte más que sentirte
serte es vivirte cada día
cada sol
y cada lluvia,
es levantarte
es quererte
es amarte.


1 comentario: