martes, 5 de noviembre de 2013

Es estar, estando

Qué feos los impropios momentos dónde el elixir del no-vivir abarca tu mente
dónde se pensaba que no había salida
dónde el no poder reinaba por sobre tu cristal
que buenos momentos los que hacen vivir al límite
esos que te hacen pensar y sentir
dónde cada lágrima te saluda y acaricia,
que buenos fueron los momentos sin ahogarse
sin deteriorarse
y que buenos los momentos que me hicieron vivir,
impropios como tus palabras cortando mis pensamientos
y tus recuerdos cortando mis palabras, 
lindo lo de vivir luego de marcar la tarjeta del peaje
lindo lo de seguir el camino, deambulante
lindo lo de ir sin saber, sabiendo que voy;
fuiste quedando en ausencias absolutas
aplacadas por silencios tridimencionales
fuiste yendo lejos al país del nunca es tarde
fuiste quedando atrás con todo el resto.
Señorita que dejó penas:
que lindo es estar sin usted.

No hay comentarios:

Publicar un comentario