viernes, 6 de septiembre de 2013

Veintiún

Desde hace ya veintiuno
que vengo con vos
desde hace ya veintiuno
que busco la veintidos
la oportunidad
que merecíamos
que fue.

Desde que tus pies dejaron de tocar ese suelo
desde que tu mente se fue frágil
y me tiró al olvido
desde que tu manos dejaron de tocar mis dedos
desde que tu pelo dejó de generarse descontrolado
desde que tus ojos dejaron de mirar el horizonte
desde que tu piel dejó de generar capas
desde que tu ropa era la proteccion infinita
y desde que tu corazón dejó de emitir
desde ese momento
las veintiún razones para tenerte
se esfumaron
cual vuelo extraño y distinguido
de paloma tornasolada
las razones de tu ausencia se hacen más grandes
y más difíciles
y más complejas,
como tu mente deliberada y desnivelada
como tus manos frías en verano
y tus ojos marrones en invierno;
así como tus piernas temerarias
y tu sonrisa enjaulada
así es como la veintiuna fue la vencida
y la veintidós quizá ni viene.

Dejaste de lado los mares
para rendirle tributo a las rocas
dejaste de lado el agua
para probar suerte con la tierra
dejaste de lado la sal
para intentar hacerle un gusto a lo dulce,
dejaste los antojos
por más de una aspereza,
dejé de sonreír
por veintiún motivos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario