jueves, 17 de enero de 2013

Saber de saberes

Y me dijo que si
cuando la luna iluminaba su cara entre tanto humo
le vi esa rendija sagrada que pasa por boca
cómo lentamente me decia que si
acentuando con gesto suave
pero ligero
hermoso
cálido
beso de muerte profunda
de esos que te dejan sin saber que pasa
que el mundo se detiene
que en los ojos cerrados
en la vista de los párpados oscuros
llegamos a ver fuegos artificiales.
Y así sostubo mi mano un largo rato
intentando que yo no olvidara su reluciente sonrisa
y nos fuimos
nos fuimos lejos a donde el viento nos llevó
quedamos solas y hermosamente estancadas
en un remolino de besos y manos
en un sin cesar de gotas y te amo
y nos fuimos lenta
e irrespetuosamente hacia a lo oscuro
nos fuimos juntas y sin censuras
nos fuimos sin más pensarlo.
Poeta o no, ella sabe
ella sabe hacerme reír de vez en cuando
sabe que rio de a rato
sabe que me gusta su sonrisa
sabe que por más que no lo diga
que por más que no lo espera
que por más que no lo quiera
sabe que estoy acá
y yo
yo se que ella está ahi en algún lado
esperando quizá
que entre las nubes, la luna llena le sonría
que los pájaros sean los de antes
y que el cantar no nos distancie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario