miércoles, 3 de octubre de 2012

La parte baja

Sacadme este dolor de garganta, que no es una conjunción de sentimientos, es un simple análisis psicológico de lo que siento. Sacadme esta agonía que es sólo arena de tus encías. Arena de aquella vez de hace tiempo cuando me querías un poquito e ibas hacia adelante en el camino. Sacadme estos pensamientos que en vano ocupan esta mente estrellada y llena de análisis agoniosos, de penas de pasados y de cadáveres envenenados.
¡Que no le pongan nombre! que de las etiquetas viven los infelices, que si te quiero y te espero es problema mio, que si me celas y me quieres, es problema tuyo. Que no busquen sacar esa perfecta y hermosa agonía que siento cuando te veo, ese salto aquí, en la parte baja del corazón, que no intenten explicarme lo que es, no me quiero enterar de lo que siento.
Contadles a ellos de mi, pero has de contarles de manera tal que ellos nunca sepan quien soy, pero si me ven por el mundo, sepan que soy yo la que está acá, y que con gráficos infantiles proyecta en tu mente televisiva una niña de caballos cortos, que clava una bandera en tu parte baja del corazón.
Tu parte baja... ¿cuanto misterio oculto revelaras a este ser que te escribe diariamente? Y la verdadera cuestión, es si lo harás o no. Pero quiero que sepas que aunque algunas veces te creas esclava, que aunque algunas veces sientas que no me quieres, que quizá todo el tiempo yo piense en ti, quiero que te enteres que algunas veces no interesa como te sientas, no me interesa como te sientas, me interesa sentirte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario