domingo, 7 de agosto de 2011

Incluso el aire huele a ti

Esos números tan relativos que me llevan a pensar todas las noches, esos números que me enseñaron como se cuentan, esos son los que voy contando hace días, es que se que conscientemente los 365 días se cumplen, y lo más increíble de todo es que hasta los minutos recuerdo. Recuerdo todo a la perfección, es que... una vez dijiste algo tan cierto que duele hasta repetirlo.
Una vez dijiste que lo importante se recuerda.

He pasado noches en vela, intentando no pensarte, dejar de consumirte en mi mente, pero creo que no aprendí todo de ti, nunca me enseñaste el truco de olvidar. Es que ya me cansé de evitarte en cada esquina, de tener que saludar a tus amigos como si nada pasara, cuando todos sabemos lo que pasa.

Cuando me enojo voy derecho a pensar en vos, y alguna veces te imaginado morir, simplemente será para no tener que soportar la idea de que sigues viva y me siento idiota extrañándote. Creo que en tus años de vida nunca has sabido lo que siento, y me preocupo, me preocupa la idea de no llegar nunca a olvidarte y que mi vida sea un luto de años infinitos.

Es que nadie me entiende cuando lloro, es que nunca les digo el por qué, lloro y pongo excusas, nunca digo que es porque te extraño. Y todo el tiempo estoy pensado en otras cosas y cuando digo "Al fin todo termino" resulta que todo vuelve y apareces de la nada con dos sabias palabras, y me tenes a tus pies otra vez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario