domingo, 31 de julio de 2011

Tiempo al tiempo

Me dijeron una vez, o simplemente leí por ahí, que la nostalgia es una romántica forma de estar triste; como aprecio a la gente que nunca miente y descaradamente te dice la verdad. Me dijeron también que uno más uno, es siempre dos, pero si haces bien las cuentas sabes que en realidad son tres.
No quiero ser mala, no me gusta mucho ser perra, pero algunas veces la gente lo merece. Merece ser ignorado, merece ser olvidado; algunas veces la “gente” no entiende un no, siempre espera un sí, sabiendo que sólo obtendrá un no. No comprendo demasiado aún, la ignorancia de pensar siempre lo que se quiere, pues nunca se obtiene lo que se quiere, siempre se obtiene un poco más. Siempre tan mediocres como miserables, queriendo y buscando lo mínimo de felicidad, sabiendo que hay más formas de buscar, más formas de querer e infinitas formas de obtener.
Ya la frase “tiempo al tiempo” es más mentira que verdad, ya no pienso esperar y mucho menos actuar, y no creas que eres la única, siempre fuiste una más. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario