miércoles, 6 de abril de 2011

Solamente para mi.

Mientras escribo, veo mis uñas azules, me recuerdan al mar, al cielo y me recuerdan a ella. Ella que es mía, solamente para mi. Con el sol en mi cuerpo, harta del calor, siento el malestar, pero no importa, no importa... si tengo que esperar un día o dos, dos o tres meses, años o hasta una vida entera, lo voy a hacer. Porque ella es mía es mi musa inspiradora, es mis ganas de ser, es mi ganas de vivir. Hay días que me gustaría gritarle a desconocidos cuanto la quiero; hay días que quiero componer canciones de amor y dibujar lirios violetas en las esquinas de las hojas.
Siento que aunque diga que no, es un total y completo si. Se que la duda se irá y será solamente para mi.
Porque, corazón mio, las flores y los colores ya no tienen sentido si no estas; cantar, bailar y reír, se siente culpable si no te siento acá.
Es increíble mi manera de sonreír cuando te pienso y mi tonta vergüenza de no mirarte a la cara por pensar que me voy a morir de amor con tus ojos color miel dulce.
Increíble resultaría contarte que más no puedo si no te tengo, que cada cosa que hago, caigo mas y más en ti. Me ahogo al intentar salir de esta droga adictiva que eres.
Quiero que me recuerdes como la única, quiero eso de ti.
Parece increíble que intente expresar lo que siento con palabras, porque nunca lo lograré.

No hay comentarios:

Publicar un comentario