viernes, 8 de abril de 2011

Será real.

Cuando la vida te da limones... ¿haces limonada? Y cuando te da naranjas... ¿haces jugo?
La vida me dio dinero, lo tiré a la basura; me dio oro y plata, lo cambié por bronce y lata; me dio una mansión y la cambié por una pocilga en el campo, yo hice mi limonada.
Me levanto diariamente con diferentes ideas en mi cabeza, ninguna parecida a la otra, pero todas mías. Creo que compiten entre ellas para buscar quien es la más descabellada de todas. Recreo mi mente por segundos surtidos al azar, pues siempre es momento de imaginar.
Con cada cosa, cada color; con cada idea, una emoción. Soy una máquina creadora de bellezas impunes; soy un rosario en cada mente, y en cada cuarto. En cada lamparilla de luz, está mi cara creadora; en cada nube está mi silueta y en cada palabra está mi voz y mi pensamiento.
La idea es tener todo, pero nada a la vez; es ser feliz con lo que quieras y no con lo que puedas; es ser todo y nada, es ser nada y todo. ¡Sé valiente! ve por eso que quieres y aprehende.
Tomaré un lienzo en blanco, y comenzaré con libres pinceladas, a crear mi propia Mona Lisa, solo que está tendrá llanto y tendrá sonrisa. Pintaré cada paisaje y cada animal; seré extra-terrestre en mi mente y en algún otro lugar.
Yo dejaré mi marca en el mundo, seré una bandida suelta del lejano oeste; seré una copia de una caja fuerte, seré la versión femenina de Mozart, seré yo.
Haz tu propia limonada o tu jugo especial, si te gusta lo diferente, es una ensalada artificial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario