sábado, 30 de abril de 2011

Home alone.

Eran las 9.00 a.m. he intentaba dormir algo, ya que había sido una noche difícil; de la puerta de vidrio tapada con cortinas se veía algún rayo de luz y se oía un insoportable ruido de golpes que retumbaban como contaminación sonora en mis oídos. Se siente un vago aviso de "Nos vamos!" y sin prestar atención me sumergí entre el río de sabanas y frazadas, y continué mi sueño.
Desperté con un vago recuerdo de algo soñado, algo así como un grito, el reloj marcaba las 10.00 a.m. y con mi peor cara de pesar decidí levantarme. En pijama recorrí mi casa, que se sentía tan raramente silenciosa para ser un sábado a la mañana, entonces comprendí que no lo había soñado, estaba sola.
Con un retumbe de hambre en el estomago seguí mi mañana sin tener ganas ni de respirar. En la mitad de mi mañana siento ruidos externos de lluvia y vientos descontrolados, me dio pánico al darme cuenta que debía entrar la ropa de la cuerda, pero claro, no la había colgado.
Me costó razonar como cocinar un poco de pasta, y como si fuera poco, no quedo muy bien cocinado; hice demás y quedé excesivamente satisfecha. A todo esto, decido fijarme que sucedía a mis alrededores, di cuenta que tenía nuevos vecinos, pero estaba lloviendo como para ser buena persona e ir a saludar.
A todo esto agreguemos el echo de que perdí a mi gato, no se si está en mi casa, o afuera muriendose de frío.
Quiero duendes. Quiero elfos. Quiero una empleada.
Hace mínimo una hora que estoy tirada pensando que debería hacer los quehaceres de la casa, pero tengo una picazón mortal en un ojo y es preferible hacer reposo.
Home alone = Paradise city?

miércoles, 27 de abril de 2011

A vuelto ¡A vuelto! ¿A vuelto?

Me siento mal, feliz más que nada, pero mal; tengo un interminable dolor de cabeza que me profano las ganas de subsistir todo el día. Adhierase que no se que me pasa, que todo gira, todo duele, y nada sana; no estoy enferma, ni borracha, ni drogada, no se que me pasa.
Dormí severas horas seguidas, es verdad que tuve sueños raros y perturbadores, pero creo que no tuvieron nada que ver, ¿o si?  Y también es verdad que no se que hacer, no se si terminar todo acá y comenzar el pasado en el presente otra vez, o seguir así en este estado de indecisión y ser una infiel más de este sistema mundial. O podría simplemente esperar...
Un lado de mi mente está pintada de rojo y la otra de rosado, cada una representa a cada una de ellas, el izquierdo es rojo, el derecho es rosado. Están unidos por una linea indecisa azul, que no se que representa. Huelo fragancias afrodisíacas, huelo chocolate y huelo melón; siento perfumes entre mezclados de cada una, vivencio cada canción como una tonada de lo que el corazón representa, dejo mis juegos de niña al azar, para dejar que él lo decida.
En mi camino de andanzas amistosas me encontraba contando lo peculiar de una historia, en mi camino encontré la suerte, creada en piedra de cuarzo, se dice que es suerte, se dice que cumple deseos... pero la perdí. ¿Significa que no sucederá? ¿Significa que todo el esfuerzo en vano de todos los meses de retiro, no valió la pena? 
No quiero significados, quiero respuestas. No quiero esperar, quiero actuar. No quiero recordarla, quiero tenerla.
Parece impresionante que después de tantas entradas odiándola y recordándola, después de todo lo hecho para olvidarla, vuelva así de la nada, para recordarme tanto pasado. No se si pasa por lo que sufrí, sino por lo que la quiero, porque, el amor puede más ¿verdad?
Y es que nunca me importó lo que digan los demás, por más que tengo miedo que si es, sea como fue, pero ¿que más da? creo que nos hemos tomado el tiempo necesario para madurar. 

lunes, 25 de abril de 2011

Conciencia.

La pregunta es: ¿Cómo comenzar a contar una historia tan repetida?

Cada una es única, por diferente motivo, y nunca es tan real hasta que sucede cerca de ti, está en ti reaccionar o quedar frente a una pared, sin hacer nada.

Ella llora todos los días, yo la veo con mis ojos, yo la veo todos los días, le veo su cara angustiada y llena de penas. Más de una década en ese cuerpo y en ese corazón y hay días que no se sabe si sobrevive un día más en esta jungla de suspenso y tensión.
Se llena su cabeza de historias mal contadas, de verdades mentidas al azar y de fantasías provocadas por la imaginación. Cada día reza un Padre Nuestro y dos Aves Marías, para pedir por él. Pide por su salud, su bienestar, pide por sus hijos, y da las gracias. Pero se olvida, se olvida mi querida Olivia, de pedir por su salud.
Tiene horarios restringidos, su vida es un caos, es más que una dictadura, es más que una cárcel en su propia casa. Él, un general de la vida, va moviendo sus fichas en el tablero; con un gran complejo de Hitler avanza sobre masas. Nadie lo creía capas de esas cosas, nadie creía lo que salió a la luz, nadie cree lo que pasa de puertas para adentro.
Olivia vive, siente y reza. Es consumida por el, cada día y cada noche; cada segundo a su lado es una amenaza constante; su vida es un peligro. Ha pasado más veces en ese rincón llorando que lo que ha pasado riendo; siempre con ese dejo de dolor en cada mirada. Ha perdido más sangre que cualquier soldado en batalla, pero es una mujer fuerte, y soporta cada golpe, creyendo que se lo merece.
Más de una vez he ido a rescatarla de ese infierno en el que vive; sus hijos no saben que hacer ya, su padre es más que un controlador obsesivo. Me he cansado de decirle que tome cartas en el asunto, que haga algo vía legal, pero ella con mucho más que dolor en su sangre, me recuerda que un papel, no lo va a detener.
Me ha contado historias aterradoras, más de las que se vive en el cine, son historias reales. Me ha contado como su propio esposo, esa persona que ella eligió para pasar el resto de su vida, la ha violado, la ha maltratado y muchas cosas más. Son historias que pondrían los pelos de punta a cualquiera, que hacen llorar a cada alma de este planeta.
Recuerdo que una noche, Olivia lloraba desconsoladamente luego de acostar a sus dos hijos pequeños, y entre sollozos me preguntaba porque le pasa esto, no pude ser tan fuerte para ella, sólo pude abrazarla y acompañarla en su llanto.

Espero que tomemos conciencia de la verdad, que la historia sin final de Olivia, no se vuelva en una trágica historia más del noticiero.
Si sufres violencia, cual sea, haz algo.

sábado, 23 de abril de 2011

Novia.

Novia linda.
Novia tierna.
Novia novia.
Novia con lindo pelo.
Novia con lindos ojos.
Novia linda linda linda.
Novia buena.
Novia despreocupada.
Novia Rock n’ Roll.
Novia original.
Novia hermosa.
Novia enamorada.
Novia bondadosa.
Novia fiel.
Novia borracha.
Novia drogadicta.
Novia mentirosa.
Novia embustera.
Novia puta.
Novia perra.
Novia mala mala mala.
Novia infiel.
Novia novia.
Novia fea.
Novia libre.
Novia de todas.
Novia de todos.
Ex novia.

sábado, 16 de abril de 2011

Locura en la capital.

Últimamente mi vida se ha limitado a ir y venir de mi casa al estudio, del estudio a mi casa; esporadicamente me han surgido ofertas tentadoras de viajar a la capital por el día, para ganar cierta oferta, aún más tentadora.
Nada peor que darte cuenta que tu viaje esperado, resulto ser un desastre total.
¿Quien nos dice que las cosas saldrán mal? ¿Quien nos explica el porqué?
Eran las 6 a.m. y el despertador sonaba con una suculenta balada de AC/DC, dejándose sonar ámpliamente en mi cuarto. De un salto desperté y comencé con la danza sincronizada de todas las mañanas, vestirse, baño y desayuno. Agradecida de no ser la única que tenía que hacer eso justo ese día, encontré gente en ese lugar de encuentro que todos conocen, los encontré ahí, y todo sonó mejor, todo sonó a un día de libertad.
Juntos viajamos, juntos reímos, juntos nos adentramos a eso que todos hablan, pero nadie conoce. Al llegar, nos perdimos, cada uno con su rumbo, quienes tuvieron suerte en esa idea de subsistir a la masa descomunal de gente, pudieron quedar juntos, comer y realizarse hacia el punto final de encuentro.
Nosotros, nos perdimos de los demás, y de las ganas de libertad, nos perdimos del lugar; preguntamos y preguntamos, hasta que llegamos, con una linda sorpresa entre manos: estaba todo mojado. "Al sol, todo al sol pensamos" pero después nos dimos cuenta, que no era Maldonado.
Desgracia de la capital, se debería llamar, que por ver mujeres, casi no vuelvo a tiempo para tomar mi lugar de regreso; desgracia se debería de llamar, ya que todo estaba ensopado, y desgracia fue, que perdí algo muy especial, que sólo me unía a ella.
No es coincidencia que la calle, sea su apellido, no es coincidencia que el pasado me persiga, no es coincidencia haber perdido el presente.
La moraleja de todo esto, es que aprendí varias lecciones:
- No se debe mezclar la bebida con cosas dentro de una mochila, y menos si tienes una computadora portátil.
- No caminar sin rumbo, preguntar a extraños.
- No comer mucho dulce.
- Odiar los baños.
- Amar al sol.
- Amar a tu tierra de origen.

No hay mensaje para cerrar, sólo aprendan de mis desgracias en la capital.

viernes, 8 de abril de 2011

Será real.

Cuando la vida te da limones... ¿haces limonada? Y cuando te da naranjas... ¿haces jugo?
La vida me dio dinero, lo tiré a la basura; me dio oro y plata, lo cambié por bronce y lata; me dio una mansión y la cambié por una pocilga en el campo, yo hice mi limonada.
Me levanto diariamente con diferentes ideas en mi cabeza, ninguna parecida a la otra, pero todas mías. Creo que compiten entre ellas para buscar quien es la más descabellada de todas. Recreo mi mente por segundos surtidos al azar, pues siempre es momento de imaginar.
Con cada cosa, cada color; con cada idea, una emoción. Soy una máquina creadora de bellezas impunes; soy un rosario en cada mente, y en cada cuarto. En cada lamparilla de luz, está mi cara creadora; en cada nube está mi silueta y en cada palabra está mi voz y mi pensamiento.
La idea es tener todo, pero nada a la vez; es ser feliz con lo que quieras y no con lo que puedas; es ser todo y nada, es ser nada y todo. ¡Sé valiente! ve por eso que quieres y aprehende.
Tomaré un lienzo en blanco, y comenzaré con libres pinceladas, a crear mi propia Mona Lisa, solo que está tendrá llanto y tendrá sonrisa. Pintaré cada paisaje y cada animal; seré extra-terrestre en mi mente y en algún otro lugar.
Yo dejaré mi marca en el mundo, seré una bandida suelta del lejano oeste; seré una copia de una caja fuerte, seré la versión femenina de Mozart, seré yo.
Haz tu propia limonada o tu jugo especial, si te gusta lo diferente, es una ensalada artificial.

miércoles, 6 de abril de 2011

Solamente para mi.

Mientras escribo, veo mis uñas azules, me recuerdan al mar, al cielo y me recuerdan a ella. Ella que es mía, solamente para mi. Con el sol en mi cuerpo, harta del calor, siento el malestar, pero no importa, no importa... si tengo que esperar un día o dos, dos o tres meses, años o hasta una vida entera, lo voy a hacer. Porque ella es mía es mi musa inspiradora, es mis ganas de ser, es mi ganas de vivir. Hay días que me gustaría gritarle a desconocidos cuanto la quiero; hay días que quiero componer canciones de amor y dibujar lirios violetas en las esquinas de las hojas.
Siento que aunque diga que no, es un total y completo si. Se que la duda se irá y será solamente para mi.
Porque, corazón mio, las flores y los colores ya no tienen sentido si no estas; cantar, bailar y reír, se siente culpable si no te siento acá.
Es increíble mi manera de sonreír cuando te pienso y mi tonta vergüenza de no mirarte a la cara por pensar que me voy a morir de amor con tus ojos color miel dulce.
Increíble resultaría contarte que más no puedo si no te tengo, que cada cosa que hago, caigo mas y más en ti. Me ahogo al intentar salir de esta droga adictiva que eres.
Quiero que me recuerdes como la única, quiero eso de ti.
Parece increíble que intente expresar lo que siento con palabras, porque nunca lo lograré.

lunes, 4 de abril de 2011

Te extraño, extraña.

Es uno de esos momentos improvistos, que de la nada la recuerdo y una sonrisa se dibuja en mi cara. Es inmensa la felicidad que me trae pensarte, es increíble lo mucho que aún te quiero. A pesar del tiempo te sigo pensando día a día, ¿sabias?. En las  noches pienso como ingeniarme la manera de verte por casualidad en algún lado e intento imaginarme un lindo momento y no tener que recurrir a la lágrimas.
Lo peor, es que creo que te olvidé, pero no estoy segura.
Voy a contar una anécdota: Me preguntaron "Describe un hecho o persona que cambiara tu vida" increíble mi inconsciente, que enseguida pensó en vos, idiota mi consciente que dijo "mentira".
No entiendo, no sé, no logro comprender que es lo que tenes que me hace sentir así. ¿Es tu personalidad única? ¿Son tus arduos amoríos? ¿Es tu voz? ¿Sos vos?
Sos vos. Es que sos una de las pocas que viene con el paquete completo, sos única, radiante, hermosa y decidida. Un oasis en el desierto, una nube en verano, el sol en invierno.
Por vos daría todo y mucho más, me convertiría en monja, en hombre, en animal: mataría y me mataría; daría y aceptaría.
Sería capaz de ser otra con tal de tenerte otra vez; ya no resisto un segundo más mirando antiguas fotografías de nosotras, ya no se que hacer, ya nada es igual.
Te extraño hermosa extraña.

viernes, 1 de abril de 2011

Felices, eramos antes.

Recordemos, planteémonos un día feliz para cada uno.
Puede ser uno lluvioso y tormentoso o quizá con calor, también alguna vacación siempre nos llena de alegría.
Para mi, hoy un día feliz es un domingo a la mañana, cuando todos recién despiertan y no se ve ni un alma en la calle. Salir a pasear por la calle desierta, sentarme en la vereda y observar cada detalle de cada casa; pararme frente a la mía y mirarla con distintos ojos. Luego, con el transcurrir del tiempo, ver familias enteras desfilar a quien sabe donde; esperar ansiosa a que mi familia despierte, para hacer juntos otro domingo de feria. Llegar a ese paraíso de colores, olores y gente, disfrutar de cada segundo en la verdulería, observar a cada persona con inocencia en los ojos.
Si es invierno, volver y disfrutar una tarde familiar con mate, la estufa prendida, algún que otro bizcochuelo y hablando de alguna vecina loca que decidió teñirse el pelo. Si es verano, estar afuera con las plantas, todos juntos intentando plantar, sabiendo que nadie es ningún experto en la materia. Salir a pasear, recorrer mi país y el extranjero, hablar de todos y de nosotros, o simplemente estar.
Días felices eran los de antes, cuando se podía hacer todo y nada al mismo tiempo. Felices eramos antes, cuando todo estaba bien, cuando todo estaba mejor, cuando todo era amor.