martes, 22 de febrero de 2011

Inexplicable fantasma transparente.

Despierto. Miro. Me detengo. Sigo igual.
Cada día la rutina me consume poco a poco, es como un virus mortal que me carcome por dentro. No logro comprender nada, y me encierro en mi propio abismo de desolación. Algunos días me cuesta comprender mi existencia y en otros ni noto que existo. Soy un fantasma sin rumbo fijo, vivo sólo porque sé respirar. Soy un fantasma día a día, sin comprender nada y sin agotarme ni exaltarme por nada. Rondo mi casa por la noche mirando la luna en cada ventana, pensando que sería de mi si lograra la libertad de mi cárcel programada. Cuento las horas para el amanecer y el ocaso, esperando...
Resulta que hay días que no me doy cuenta que existo, no siento coneccion con la realidad. Existen esas épocas de fantasía que debo tocar mi cara para saber que todo está en orden. Sufro de esas consecuencias sin explicación, no entiendo mi existencia y algunas veces, miro mis manos moverse, sólo para saber que tengo vida.
Me planto en mi ventana, mirando hacia el afuera, fantaseando como sería, poder ser yo. Como sería lograr salir de allí, tener la fuerza y el coraje de sacar esa coraza negra que me rodea, poder destruir mi castillo y tirar mis armas y mi escudo al suelo. Por más de saber que puedo hacerlo cuando quiera, parece inexplicable que el cuerpo no responde a mi llamado de extender la mano y dar el primer paso. Mi inconsciente colabora conmigo y me dice que no lo haga, mientras mi razón me grita a mares "¡Cobarde!"

miércoles, 16 de febrero de 2011

Dedicado a ella.

En estos tiempos me pongo melancólica y comienzo a recordar, y en unos de esos recuerdos, de esas historias para contar, está ella.
Primer recuerdo, primer encuentro, primera vez de verla. Se podía apreciar que no era como las demás, se distinguía por sobre todo. Por más que no la conocía, tenía algo que me atraía a hacerlo.
Meses después, acá me encuentro, dedicándole algo, para que sienta algo. Algo lindo, para hacerla sonreír.
Ella es eso que no se encuentra todos los días, es diferente, es todo. Es peculiarmente interesante, es rara pero a su ves igual a todos, tiene esa chispa de algo que a todos les falta, tiene algo.
Es tan única como una flor en el desierto, como una solución en el abismo. Se compara con las flores, sólo que ella siempre está florecida, ella es flor de noche y flor de día. Es la flor del medio día, es la flor de otoño.
Esta flor me habla, me salva, me divierte, me entretiene, me hace olvidar y me hace recordar. Somos tan parecidas que parece increíble; con ella puedo hablar eternamente de lo mismo y nunca aburrirme. Es tanto como yo, es tanto como ella, es tanto como todos, pero aún más.
Me pregunto que otros secretos tendrá escondidos dentro de su melena oscura, que otros misterios gritan sus ojos, que otra solución estará buscando su corazón. Ella es flor, flor de las 24 horas, de los 356 días, de cada estación del año.
Algunas veces es flor marchita, tiene un invierno escondido dentro de sí, pero sigue siendo igual. He intentado sembrar una primavera dentro de ella, para que no llore más, he intentado ahogar sus llantos con risas y sus penas con rumbas.

Porque ella… es ella.

lunes, 14 de febrero de 2011

No quiero 14 de febrero.

Cuando los tiempos de delirios persiguen a las masas, cada una se refugia entre si. Estamos hechos para vivir juntos, en manada, en jauría, en sociedad. ¿Un ermitaño es una especie extraña? Pues no, cae al mismo escalón que el solitario, que el soltero, que aquel que no confía en el amor.
Cada año esta fecha trae consecuentes historias mundiales, nos da esperanza y paz. Cada año incrementan los suicidios y los crímenes pasionales. Cada año aumenta la locura con el día de San Valentin.
Pensé que este año sería diferente, que ningún motor ni sentimiento regiría mi corazón; pero las lágrimas le ganaron a la razón. Con causa y con afecto mi llanto surgió de mi interior, intentando expresar.
La culpa sumió mi ser y el remordimiento casi me mata; no existe causa sin efecto.
Para nosotros que nacimos solos, y solos moriremos; para los pioneros en el amor; que preferimos una noche entre sabanas a una mañana con desayuno en la cama. Para todos nosotros que no supimos decir "Gracias" y el destino está cumpliendo su deber.
Para nosotros que el sol de verano nos quema cual fuego en las entrañas; que el viento nos vuela como un barrilete barato; que el agua nos encanta si es ardiente; para nosotros los pecadores del amor, hoy levanto mi copa y brindo por nosotros.
Brindo por nuestros corazones destrozados que hicieron que seamos quienes somos, brindo por nuestro dolor interior que nadie supo apaciguar, brindo por todos los desdichados, brindo por usted, por ella, por él y por mi.

domingo, 13 de febrero de 2011

No quiero un amor civilizado.

We can say "love" but I can't say "I love you" if I don't own you.
We can be everything, but, would do you be mine?
I don't know if I love you, but I'm sure that I need you.

Escribía cartas en ingles para dejar de lado mi origen, aún hoy hablo sola y siento mis pies descalzos; todavía me queda esa magia para cantar lo que sea. Aún me sigo mirando en el espejo todas las mañanas y encuentro un rostro sin vida que me devuelve la mirada.
No estoy segura de lo que quiero, pero si se lo que no quiero. Quizá la manía de ser eso que ella no es me está volviendo loca, intentar sacarla de mi cabeza día a día, me consume completamente. Al pensar en ti, sólo viene un vago recuerdo de alguna tarde o noche, algunas veces salgo y te veo en cada esquina; ¿Es que el fantasma de tu recuerdo me persigue?
Quisiera gritarle a todos esos corazones destruidos por almas desoladas que no caigan en pánico, que siempre hay una solución, pero no soy tan buena mintiendo.
No dudo que, probablemente haya un corazón roto, al cual yo esté destinada a reparar, pero no siempre las heridas sanan y no siempre el recuerdo se va. ¡Dichoso aquel que tiene el don de olvidar!
Algunas veces cuando la gente no sabe que decir, sólo que queda callada, creo que deberé hacer eso por el resto de mis días si no todo es una opción de vida. Quiero comenzar a pintar mi vida a mi manera y pintar quien quiero a mi lado; comenzaré a quitar lo que no sirve y re-pintar lo bueno. Llevar conmigo siempre una cámara fotográfica para recordar cada momento, como si al segundo después fuera a morir.
Quiero desaparecer de mi calendario el 14 de febrero y mi cumpleaños, quiero morir esos días y resucitar al siguiente. Borrar de mi vida todo lo malo, y cambiar todos los días.

jueves, 10 de febrero de 2011

Somos tierra, aire, agua y sol.

De lunes a domingo existe algo llamado días, dentro están las horas y el resto de las cosas. No existe nada más relativo que el tiempo y viene acompañado de momentos, que se pierden o perduran. Los momentos son vividos con personas y de estas, está lleno.
Nunca falta en una sociedad el grupìto de adolescentes, que son mayoría en habitantes y en pensamientos. Algunos son delictivos y ofensivos; otros pacíficos y liberales; no falta el grupo de arte y el de los aplicados. Entre estos se dividen en más y más categorías, y unos pertenecen a otros, porque todos nos pertenecemos, todos somos uno.
Entre algunos destaco a las que han decidido no pertenecer a nada de eso, o ser parte de todo y al fin y al cabo, de nada. De esas que se levantan una mañana con el pensamiento de cambiar el mundo, de sentirse poderosas y seguras. Cada mañana, tarde y noche significa un momento más para ser feliz, eso son.
Son las chicas que superan el poder de la moral y no les gusta ser normal. Esas que día a día tienen una descripción definitiva de quienes somos y sus mentes de adolescentes parecen de adultos con grandes metas por cumplir.
"Paz y Amor" es su lema y la música su libertad; entran y llenan de vicios de igualdad nuestras vidas y te transmiten ganas de ganar batallas perdidas. Son indiferentes a los terceros pensamientos, aunque los escuchan sin piar. Son tierra, aire, agua y sol de esta tierra, son las que me ponen a andar.
Ellas decifran el malestar de toda vida, le aportan amor a todo corazón y siempre sin pedir a cambio ni un sólo perdón. Son esas mágicas personas que leen clásicas novelas y sueñan con un día desperdigar su arte por el mundo y que todos aprendan de sus mentes privilegiadas de pensamientos diferentes.
A nosotras lo prohibido nos hace mejor, pero nos gusta más si no es eterno.
Somos tierra, aire, agua y sol.