domingo, 25 de diciembre de 2011

Como lo imaginé; con razón, sin corazón

Cerré los ojos y no vi más que una historia vieja que se repite, una y otra vez, y las fechas no ayudan, el tiempo no dice nada y a la vez dice todo; ¡quien pudiera ahogar recuerdos en una piscina! quien pudiera tomar hasta morir, verte cada mañana... olvidarte.
¿Como es que, sea como sea, siempre tengo la culpa... siempre duele? ¿Como es que siempre soy yo? No recuerdo tener algún problema grave, nunca me dijiste que te molestaban mis palabras, nunca me dijiste nada.
Ni vos, ni ella, ni la otra; ninguna de ustedes sabe nada, porque yo no sé nada... no sé como saben. Dicen saber, pero no saben nada. Ya no quiero cosas de adultos, no quiero cosas de grandes, no quiero ser una niña y mucho menos una madre; no entiende, nadie entiende.
Ahora ya llego el momento de que alguien me explique que porqué recién ahora, me arrepiento. Me arrepiento de no haberte besado más, de no haberte querido más, de no tenerte tanto tiempo, pero sobre todo de ser eso que siempre odie en la otra; me convertí en eso que tanto odio, en ese ogro holgazán que nada le importa, que vive con el viento dejando que las cosas crezcan hasta tal punto que no supe dominarlas, me convertí en ella.
¡¿Por que no me dijiste?! Yo necesitaba saber, como sea, necesitaba saber... lo peor de todo es que yo nunca te dije que aquella vez que la encontramos en la calle, yo me hubiera ido con ella, porque esa chica me fascina, tiene todo lo que odio, pero todo lo que quiero. No la quiero más a ella que a ti, pero las quiero a las dos, no por igual, pero casi ahí. Comprende que ella es mi dominatriz, y no puedo navegar sin mi eje, compréndelo; comprende que no era yo, era un alter ego el que te hablaba, pero la que te besaba, esa era yo. La de las mariposas en la panza, la de las cosas tontas cotidianas, esa era yo.
Pero ella me encanta y una vez, mientras tocabas mis manos y me contabas una historia, recuerdo que no te escuchaba, recordaba como hacía un año que en ese mismo lugar, otras manos eran dueñas de mi corazón, un día nublado, era perfecto.

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Contame, contame...

“El Cantante” le dicen, así con mayúsculas y elogios acompañados; el próximo representante del país, el próximo Pavarotti, el lírico innato, el mejor proyecto de su maestro. Trabajos que vienen, trabajos que van, se van dando cuenta que cuidar la voz es más que taparse la garganta, que no fumar, que no gritar; es más que saber cantar. El stress es un factor pero cuando abre su boca todos sabemos que sus vibraciones levantan suelos.
Lástima que el Pavarotti no sabe transmitir nada, canta lindo, si, pero es un cubo de hielo tallado en grande y grotescamente, su cara tiene un dejo de infantilidad que me repugna, tiene algo que me cae mal. ¡Felicidades! Al señor que a todas notas llega, lamentos para él, que no sabe que es su arte su mayor tesoro.
La única vez que vi que hacía algo más o menos lamentable, fue cuando intentó hacer el papel de un ricachón, pero no le quedó muy bien, el canto una felicidad, el resto un lamento boliviano.
Igualmente más lástima me da cuando él realmente cree que sosteniendo una nota aguda un buen tiempo, puede tener en mente que se come el mundo, cuando un niño con una mirada pícara es mucho más tentador que actuaciones baratas. Lastimero su comportamiento de lo que llaman en el ambiente “El ego del cantante” que cree que por estudiar dos años sabrá y tendrá todo aprendido, que todos los papeles son suyos, que todo está al alcance de sus pies, cuando sólo lo felicitan la tercera edad y alguna que otra ciega.
Seamos buenos y pensemos que esa parte no importa, pero un cantante sin vida personal, sin amigos, sin nada, no es un cantante. ¿Cómo vas a transmitir tu dolor, si no sabes que es? ¿Y con el amor? ¿Y la amistad?
Decime amigo cantante, ¿Cómo vas a hacer?

sábado, 3 de diciembre de 2011

Sinfonía en La mayor

Se mueven
rápido
lento
se mueven

Corren, gritan
cuando el artista
desde su mente
sabe
sudar, gritar

Se mueven
corren
rápido
se mueven

Paran
pausas largas
cortas
siguen

Se mueven
despacio
lento
se mueven

Paran
se mueven
pero paran.

viernes, 4 de noviembre de 2011

Yo estoy bien, vos seguís drogada

Pensar más que hacer, he ahí mi cuestión. La cabeza trabaja más que el corazón, es que nadie sabe, nadie entiende lo que me pasa al verte... que pensé que estaba todo acabado pero sigo siendo yo, y mi corazón errado. Flechas y flechas de pasión pasaron por entre mis ojos, pero te sigo eligiendo a ti, mi tesoro sagrado. Es que sabemos lo que es hablar sin decir nada, y mirarnos y saber que nos decimos todo, no hace falta una lágrima mía para que te des cuenta que todo sigue igual, que volvería a repetir lo mismo, que no aprendo más.
Hay momentos que pienso que ya no te añoro jamás, pero mis palabras y mis letras pareciera que dicen lo contrario.
Vino alguien más, ambas lo sabemos, ese alguien es a quien quiero.
Costará millares, costará meses, costará todo lo que me cuesta olvidarte.
No se que hago, no se que pienso, no se que pretendo al hablarte ¿que pretendes al mirarme? Ya no hay más, por más que quiero, ya no hay más. Espera, espera, ya nos vamos a casar. Pero no vamos a estar juntas, vos por tu lado, yo por el mío y amargadas viviremos.
Yo estoy feliz, vos estas drogada, es que algo te falta y no te quiero ayudar. Yo estoy bien, vos seguís drogada; locas risas se escuchan de tu cerebro y dos palabras bastan para decirme te quiero.
Ya no te quiero, ya no te extraño, hoy te cito... pero no te extraño.
Ya no te comparo con flores, ya no te comparo con ríos; tu letra está justo antes de mi apellido. No te quiero, no te extraño. No me traen recuerdos los lados visitados, si te hablo, si me importas, pero no quiero nada más, nada más quiero. Compilados de palabras haré, para describirte en cada una de ellas, para que entendamos de una vez, que no volverás jamás. Que si te quiero, que si te extraño, pero quiero que comprendas que no te amo. Que tal vez si, que tal vez no, pero no quiero ni saber de un por favor; quizá poemas, quizá rosas, pero todo queda en el quizá y el quizá no se cumplirá.

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Hablemos de humanoides

Sí el día comienza con un nauseabundo sueño, me levanto llorando, dormida y más cansada que nunca ¿Se llama aún "dormir por las noches"? Realmente tengo problemas para dormir, pero la idea de tener un plus de pesadillas basadas con que mi ex se vaya a vivir a Bolivia, no tiene nada de divertido. Más aún si le agregamos que desperté a las 5.00 a.m pensando que estaba muerta, y que mi fallecido abuelo estaba vivo.
La mente de uno encierra maravillosas costumbres, suelen decir, por ejemplo la costumbre de hablar, de reír, de sentir, de soñar. Pero lo que nadie sabe son las cosas que encierra, es la locura del inconsciente ¿te das cuenta que una parte de tu cerebro, guarda todo lo que no queres recordar? somos como una computadora, el consciente la papelera de reciclaje, el inconsciente el disco duro.
Duro de romper, duro de roer, así somos en todos los aspectos.
Cuando dedicas tiempo a escribir frases "divertidas" siento que perdes tiempo para cosas más importantes... es verdad, lo hago, pero tengo en claro que pierdo el tiempo. Pero cuando perdes el tiempo haciendo algo que realmente no vale la pena, me da lástima. Como todos los que, una vez u otra decidieron hacer algo para lo cual no son buenos, generalmente las personas se van para alguna rama del arte, gente que cree que sabe escribir, gente que cree que es graciosa, que actúa bien, que dibuja bien... se presta gente para todo tipo de ridiculeces. Y en esos momentos me pongo más analítica que nunca y me cuestiono si esta clase de humanoides, son los culpables de mi falta de sueño, de mi falta de voluntad, de mis pesadillas con Bolivia...
Me cuestiono seriamente en medio de un detallado análisis psicológico a cada uno ¿Que pretende su inconciente?

lunes, 19 de septiembre de 2011

Yo escribo, vos hablas, nosotros no esuchamos

Contaban que con poco dialecto y podían decir mucho más que sabiendo hablar dos o tres idiomas, que podrían emocionarte hasta las lágrimas, calarte hasta los huesos. Desperdiciar palabras al viento, le llaman algunos y otros pocos, odian escuchar. Escribir por escribir, hablar por hablar, siempre elegimos que escuchar.
Por más que un tilde se ponga en una sílaba equivocada, no deja de ser un tilde, señores.
Señores, señoras y señoritas ¡discriminación a los señoritos! que tan pocos quedan y muy poco valen.
¡A barrer! ¡A lavar! marchan y marchan, una tras otra las mucamas, eso es el verdadero caserolazo. Pero eso no se ve, siempre es más fácil ocultar cosas y esperar que el medio vaso tenga ya su agua derramada.
hablar por hablar,
escribir por escribir,
¿vos elegis lo que queres escuchar?

miércoles, 24 de agosto de 2011

Caminamos, con "c".

Cerrar. Abrir. Cerrar. Abrir.
Todo tan pesado, todo tan monótono
todo inarticulado, todo pasajero

pasajeros de un viajero
somos todos
viajaremos con
o sin
pasajeros

yo camino
tú caminas
pero nosotras
no caminamos.

domingo, 7 de agosto de 2011

Incluso el aire huele a ti

Esos números tan relativos que me llevan a pensar todas las noches, esos números que me enseñaron como se cuentan, esos son los que voy contando hace días, es que se que conscientemente los 365 días se cumplen, y lo más increíble de todo es que hasta los minutos recuerdo. Recuerdo todo a la perfección, es que... una vez dijiste algo tan cierto que duele hasta repetirlo.
Una vez dijiste que lo importante se recuerda.

He pasado noches en vela, intentando no pensarte, dejar de consumirte en mi mente, pero creo que no aprendí todo de ti, nunca me enseñaste el truco de olvidar. Es que ya me cansé de evitarte en cada esquina, de tener que saludar a tus amigos como si nada pasara, cuando todos sabemos lo que pasa.

Cuando me enojo voy derecho a pensar en vos, y alguna veces te imaginado morir, simplemente será para no tener que soportar la idea de que sigues viva y me siento idiota extrañándote. Creo que en tus años de vida nunca has sabido lo que siento, y me preocupo, me preocupa la idea de no llegar nunca a olvidarte y que mi vida sea un luto de años infinitos.

Es que nadie me entiende cuando lloro, es que nunca les digo el por qué, lloro y pongo excusas, nunca digo que es porque te extraño. Y todo el tiempo estoy pensado en otras cosas y cuando digo "Al fin todo termino" resulta que todo vuelve y apareces de la nada con dos sabias palabras, y me tenes a tus pies otra vez.

domingo, 31 de julio de 2011

Tiempo al tiempo

Me dijeron una vez, o simplemente leí por ahí, que la nostalgia es una romántica forma de estar triste; como aprecio a la gente que nunca miente y descaradamente te dice la verdad. Me dijeron también que uno más uno, es siempre dos, pero si haces bien las cuentas sabes que en realidad son tres.
No quiero ser mala, no me gusta mucho ser perra, pero algunas veces la gente lo merece. Merece ser ignorado, merece ser olvidado; algunas veces la “gente” no entiende un no, siempre espera un sí, sabiendo que sólo obtendrá un no. No comprendo demasiado aún, la ignorancia de pensar siempre lo que se quiere, pues nunca se obtiene lo que se quiere, siempre se obtiene un poco más. Siempre tan mediocres como miserables, queriendo y buscando lo mínimo de felicidad, sabiendo que hay más formas de buscar, más formas de querer e infinitas formas de obtener.
Ya la frase “tiempo al tiempo” es más mentira que verdad, ya no pienso esperar y mucho menos actuar, y no creas que eres la única, siempre fuiste una más. 

lunes, 18 de julio de 2011

13:43 hs.

Nunca entendí la complicada historia de los relojes de aguja, todos esos números mezclados y sincronizados, pera marcar alguna loca hora de tu día, nunca entendí todo eso. Aunque alguna vez quise saber que se sentía saber ese tonto lenguaje de números, he intenté aprenderlos, pero no tuve mucho éxito.
De todas formas me dijeron que eran las 13:43 hs. lo cual supuse que estaba bien. Supuse que podría ser una buena hora para tener los pensamientos ordenados y organizados, para luego darle marcha libre a mis acciones y quizá... detener el tiempo.
Es que todos los días mas o menos a las 13.43 hs. mi tonta rutina de hacer pasar una tarde más sin nada que hacer, se volvía tan asquerosa como tener que limpiar babosas; todo era en torno a esta rutina, tan asquerosa como hermosa.
Pero fue un lunes a las 13.43 hs. uno de esos lunes que parecen un domingo, que te recuerdan a un suicidio en masa, un lunes aburrido y doloroso, fue un lunes cuando dije "Que idiota soy". Y torné mi tonta rutina en una filosófica tarde de preguntas sin ninguna respuesta, torné mi día entero preguntándome que debía hacer, si dar el sí o dar el tan deseado no.

miércoles, 13 de julio de 2011

Oro negro

Cierro los ojos y comienzo a sentir todo eso que una ves quise, los cierro y logro sentir extremo placer al saber decirle "si" o "no" a cosas cotidianas. El frío ya no duele, ya no siento las manos, ni los pies, pero no duele ni dolerán nunca más.
Pasé semanas enteras en un retiro espiritual en mi cuarto, mi morada dorada, mi castillo soñado, mi guarida única. Supe hacer todo, cada uno de los pensamientos fue positivo, no deje nada negativo dentro de mi; cada día tuve una catarsis diferente, y cada una menos coherente que la otra. Mis matutinos saludos al sol crecieron enormemente, ahora que ya no estas acá adentro.
Pasé semanas enteras sin escribir ni una palabra, por no querer confrontar el miedo a saber que podrías volver, pero ahora me siento uno, me siento uno escribiendo, volví a ser yo. Y es que cierro los ojos y veo la unión de las letras formando palabras y me recuerda a cada una de las pinceladas en un vacío lienzo, me recuerda todas y cada una de las formas de ser y estar, me trae cada verso, cada estrofa, me trae todo eso que me gusta, todo eso que se le dice paz.

martes, 5 de julio de 2011

Sin título ni descripcion

Alguna vez creo que dije que no iba a hablar más de mujeres, y bueno... no soy una persona de palabra. Pero tomaré como excusa que no siempre me veo tentada a hablar del tema, aparte hay algunas que ni se las puede considerar algo así, son muy poco para llamarlas de esa manera, serían unas cuasi-mujeres o algo cercano.
Me considero una persona de palabra, cuando prometo cosas importantes, claro (también soy un poco contradictoria), pero en general... soy casi normal, o como le gusta decir a mi psicóloga "un caso diferente". Soy creyente en la justicia, y mi palabra favorita es injusticia; me gusta el pelo largo y amo mi pelo corto; soy más del negro, pero me atrae el blanco.
En general me pongo poética, pero hoy estoy perra. Hoy no quiero ver a nadie, sólo para no tener instintos asesinos, no quiero que mi mente comience una recreación de la Segunda Guerra Mundial, hoy no quiero estudiar, ni trabajar ¡no quiero reciclar más papel!
no quiero usar puntos ni comas ni mayúsculas ni minúsculas no quiero usar los dedos quiero escribir con los codos
No quiero usar frases célebres, no quiero pensar en el pasado, no quiero seguir no queriendo cosas, no quiero ser tan complicada. Igual... creo que quiero algo, pero no estoy segura si lo quiero, creo que la quiero a ella, pero no quiero quererla por más que "el amor no tiene edad" ella es parecida a las de su calaña, no quiero quererla... así que la querré.

lunes, 4 de julio de 2011

Algo desprovisto de coherencia

Las ganas de escribir y la total falta de inspiración se han juntado. Ya no sé que hacer, no sé que decir y mucho menos se que pensar. Paso de Pink Floyd a Led Zeppelin sólo buscando algo de inspiración y termino con Aretha Franklin o algo de jazz o simplemente algo, sabiendo que definitivamente no sé que escribir y la inspiración no llega más.

Me estoy poniendo un poco paranoica al saber que el pasado está acechándome otra vez, y creo que el pánico se acentúa al saber que si le tengo miedo al pasado, el futuro será... feo. Me siento una pseudo psicóloga el día de hoy, con mis pensamientos analíticos y mis locuras nocturnas.

Anoche... anoche fue una buena noche, de esas bien frías y melancólicas; me costó dormir y cuando lo logré, me desperté con miedo. Es que algo andaba por ahí, algo más que el gato que arañaba la puerta del cuarto, desesperado por entrar. Al mirar mi cara pálida, recordé el sueño y entre rabietas segui durmiendo, procurando que no se repitiera.

Y la inspiración no llegó más, nunca más, ni ahora, ni anoche, ni hace una semana, ni nunca.

lunes, 27 de junio de 2011

Simplemente... ya no queda nada.

Hoy pensaba... pensaba en mi, y también un poco en ti. Pensaba en las vueltas que da la vida, las que dan nuestras vidas; juntas aparecen, solitarias desaparecen. ¿Te has dado cuenta, el brillo que le da noche a nosotras? Nos da todo eso que con palabras jamás llegamos; nos da una brisa apegada a una sonrisa, acompañada de una corazonada que tiene ganas de cantar.
No es común en mi tener ganas de verte, de volver a verte; no es común que quiera abrazarte, como en aquellos inviernos plagados de noches borrachas; hoy quiero verte, para saber que ya no estás.
Parece simple imaginarlo ¿verdad? Pero cuesta más creerlo; creer que creo que te quiero, un poquito nada más; creer que ya no te extraño, y creer que creo que te he olvidado, un poquito nada más.
Es que cuando volviste, corazón, yo no supe que hacer, nunca se. Volviste como cada otoño, que se sabe que viene después de un verano; volviste a subir, como el aire caliente y bajaste desplomada por el suelo, como una hoja marchita de árbol otoñal. Te fuiste sin rumbo ni inspiración, caíste bajo, más bajo que el infierno, pero subiste alto, más alto que el cielo, más que el paraíso.
Y ahora estas en tu etapa media, en tu media luna azul de fuerza verde, en tu mente loca y anaranjada, ahora estas, mi amor, acorazada a otro viejo amor, a otra vieja tortura; ahora, mi querida, te has quedado sin nada, sin mi, sin ella, sin tus palabras... ¡tus hermosas palabras! Siempre tan oportunas para cada situación.
Hoy creo que te hablo, sólo un poquito, para comentarte simplemente, que no hay represalias, no hay rencores, no hay nostalgias, simplemente... ya no queda nada.

martes, 14 de junio de 2011

Insomnio.

Me desvelé anoche, pensando en cosas; de esas cosas que te quitan el sueño, pero no de fantasmas ni de entierros. Me desvelé pensando en mi e imaginando escenas en donde te aparecías en mi vida casualmente, y te veía, y no me reía. Me desvelé pensando en pensamientos asesinos, aunque no te quiero matar.
Me pregunto si las películas del holocausto tendrán algo que ver con mis pensamientos de torturas y muertes...
Igual creo que anhelo tu presencia en mi vida, es que extraño odiarte, extraño maldecirte y creo que extraño extrañarte. Ahora me resulta tan extraño ser una chica desarraigada, me resulta raro sentirme libre, es raro y extraño no pensarte más.
Pero quiero dormir, anoche, esta noche y todas las noches; así que deja ya de provocarme insomnio.  

martes, 7 de junio de 2011

I want to break free.

Quiero ser libre, de tus mentiras y engaños
de tus mal hablados, de tus mal comidos

Ser libre
de volar
Ser libre
de vibrar

Soy libre tus recuerdos, libre de tus camisetas
libre de tu sudor, libre de tu aroma
libre de tu color, libre de tu piel
libre de tu calor, libre de tu ser
libre de tu cuerpo, libre de tu alma
libre de tus fotos, libre de tus contactos
libre de tus hermanos, libre tus amigos
que son mis amigos

¡Adiós!

viernes, 3 de junio de 2011

Lista mi lista de indiferencias.

Me cansé de esperar lo imposible, por lo tanto me cansé de esperarte, me cansé de hablarte, me cansé de soñarte, me cansé de maldecirte y me cansé de tratar olvidarte. Me harté de caminar y no hacer otra cosa que pensar, ya no me gusta como suena ni el mar. Me bastó ya suficiente como para saber que no te quiero ver más; ni pensar, ni soñar, ni extrañar, ni maldecir; te voy a olvidar.
Comencé a leer un libro nuevo, nada de amor, nada de odio, sólo suspenso, como tú y yo ¿recuerdas? De igual modo, ya no camino como antes, ahora corro. Ya no lloro como antes, ahora río; y ya no te pienso como antes, ya te olvido.
Todos los días me dedico un poema, a veces míos, a veces tuyos, o a veces de él. Todos los días leo uno distinto, para saber que no estoy tan sola, simplemente un poco loca. Los poemas son de amor, algunos de rencor, pero de amor en su mayoría. Ya no uso los lentes para leer, aunque mi ojos duelan, no me gustan como se me ven; es que con ellos puedo ver con claridad, y ahora sólo quiero ver todo indefinido, como solíamos hacer.
Cada mañana es una tarea más por hacer, el olvidarte a ti y a tus olvidos es mi tarea favorita. Paso tarareando cosas, y entre esas no estás ahí. Luego de cada arrebato de furia, hago una lista; de esas largas y complicadas, con jeroglíficos inentendibles para otros, pero si para mí. En esa lista está lo que más valoro, y te aseguro que no estás ahí.

domingo, 29 de mayo de 2011

Infinita campanada.

3 horas de aburrimiento me llevaban por delante de mi secta vida, y entre no saber que hacer decidí tomar el rumbo de andar sin nada y tratar que todo fuera lo más llevadero posible. Sabía donde estaba, sólo quedaba encontrarla. Pasé una y mil veces por donde tengo su última mirada guardada, esperando encontrarla en alguna esquina o en alguna calle, perdida y sin rumbo, esperando un milagro más.
Claro que fue a propósito y se que me vio, aunque no se si estaba parada o sentada, sólo se que estaba.
En medio de mi camino vi tanta gente que me asombré por momentos de ver lo que pasaba; pero últimamente me cuesta interpretar mi destino, me cuesta saber las señales, ya no sé que pasa en la noche cuando mi inconsciente habla.
Tan pública como la calle, me toman como una estatua, creo que saben que vivo cuando me muevo o los miro. Señoras con bolsas del supermercado cargando religiones a sus espaldas, intentando por última vez aferrarse en la fe, a la vida. Adolescentes gritones y divertidos me miran mientras escribo; con sus modas extra-ordinarias y sus pasos indefinidos.
Más de la sombra de un árbol se refleja en mi hoja, y la gente descansando en una tediosa mañana soleada, ya no saben que hacer. Artistas callejeros, los mejores bohemios, fumando tabaco puro e intentando tener algo.
La plaza está sucia, ya no me gusta como el piso me acecha y las multinacionales se llenan de gente. A mi espalda hay una iglesia, que a tantas horas suenan algunas campanadas y yo no dejo de pensar donde estará mi dulce esperada.
Miro a todos lados intentando encontrarla, presiento que será mi último día, mi infinita campanada.

miércoles, 25 de mayo de 2011

Utopías

Cómo voy a creer / dijo el fulano
que el mundo se quedó sin utopías

cómo voy a creer
que la esperanza es un olvido
o que el placer una tristeza

cómo voy a creer / dijo el fulano
que el universo es una ruina
aunque lo sea
o que la muerte es el silencio
aunque lo sea

cómo voy a creer
que el horizonte es la frontera
que el mar es nadie
que la noche es nada

cómo voy a creer / dijo el fulano
que tu cuerpo / mengana
no es algo más que palpo
o que tu amor

ese remoto amor que me destinas
no es el desnudo de tus ojos
la parsimonia de tus manos

cómo voy a creer / mengana austral
que sos tan sólo lo que miro
acaricio o penetro

cómo voy a creer / dijo el fulano
que la utopía ya no existe
si vos / mengana dulce
osada / eterna
si vos / sos mi utopía.

                                                                                                                             Mario Benedetti


Dedicado especialmente a cierta fulana amante que no la conozco aún, pero está por ahí.

lunes, 23 de mayo de 2011

Viaje sin precauciones, libre como sólo yo se.

Me fui de viaje sin precauciones, algo raro, pues soy bastante precavida; confiada en que nada pasaría, me pasee por los lugares como si perteneciera allí; tan desnuda como nadie. Y ahora pago las consecuencias; estoy enferma.
Pero así, sin aliento, sin olfato y sin gusto; con más mucosidad en mi nariz que sangre en el cuerpo, estoy bien. Necesitaba este día de relax. A pesar de la tos incontenida, del frío descomunal y de las extrañas pero divertidas  quejas, me miro al espejo y me rio de mi misma, de los días enteros que he pasado en pijama, de mis patéticas imágenes de intentar subsistir con un paquete de papas fritas.
Esto es vida.
Es el sábado fue lindo, lindo, lindo. Conocí algunos fósiles más, sentí un poco más de olor a muerto, vi unas caras aterradoras, pero quedaron millones de anécdotas dentro de un ómnibus lleno de amigos. Es que cuando la noche cae y la gente se cansa, comienza la diversión, el reír porque si, cuando hablar cuesta y una mirada te hace carcajear un buen y lindo rato.
Quedaron las experiencias de ir a un baño en movimiento, de romper cosas, de tirar comida, de que dos personas entren en el mismo baño en movimiento de 2x2 para fumar; carcajadas enteras con verdaderos amigos que son más que una familia. Sin dejar de lado que todos estábamos reunidos por la misma razón; la música.
Esa sensación de conocer gente nueva de todos lados del país mientras te presentas con una remera del orgullo gay. No hay mejor sensación que esa.
En el viaje de ida, leer poemas de Benedetti y sonreír con el sol en la cara, mientras el resto ríe de incoherencias, esa sensación de paz, de amor y de familia.

domingo, 22 de mayo de 2011

l'amour.

Ganas no me faltan de mirarme al espejo y romper en lágrimas incomprendidas; de intentar tocar el cielo con las manos; de tratar de llegar a la luna en un avión de papel. Dos por tres viajo, salgo por la ruta y me desperezo entre los kilómetros;  todos los días viajo, esté en donde, nunca falta ese momento de insensatez de viajar de pensamiento en pensamiento mientras tus guías religiosos son las canciones que aleatoriamente cambian tus pecados imaginarios.
Creo que vivo en una burbuja única en su estilo, es multi-facetica, cambia de color, de forma y de pensamiento cada vez que algo surge por el camino. Cada vez que alguien pasa, mira; cuando habla, camina; cuando piensa, siente; y cuando algo le recuerda esas cosas lindas, se enamora más y más profundamente de la misma persona de siempre.
De no ser porque dije de dejar que todo sea como tiene que ser; si pasa mejor y sino por algo será; creo que estaría volviéndome loca con mis andanzas que siempre tienen algo que aportar, me volvería loca pensándola sin saber y sabiendo también. Algunas veces es casi imposible ignorarla de mis pensamientos, de mis culpas y de mis vergüenzas; es que por más que no se que quiero, se lo que no quiero. No quiero no tenerla.
Y nadie ayuda, nadie apoya, a nadie le importa.
Me pregunto si será amor, será pasión, ganas o solo necesidad de poseer.
Creo que es amor, o algo parecido.

lunes, 16 de mayo de 2011

Quiero ser.

Es que estoy sola
y no encuentro el porqué
Estoy al borde
de la psicosis
Estoy al borde
del pánico acentuado

Ya no quiero niñas pasajeras
Ya no quiero flores mañaneras
Ya no quiero ver
Ya no quiero sentir
Ya no quiero más nada

Sólo el sonido de la
dulce melodía
podía quizá
llenar de calma
mi alma

Podría quizá
parar mi llanto
Podría quizá
llevarme al paraíso
de una vez
y por todas

Es que mi infierno
es mi vida

Me cuesta
respirar
Me cuesta
encontrar la paz

Quisiera un hoyo en la tierra
irme por él
y no volver más
Quisiera un tocadiscos
y música vintage
para sanar mis penas
con narcóticos
y soledad

Quisiera morirme
dejar de respirar

Parar este infierno
y encontrar
la libertad

Quiero ser invisible
ser invencible
ser no-visible
ser todo
ser Dios
ser Buda
ser María
ser amor
ser un corazón
ser luz
ser bondad
Quiero ser.

Ser eso que quiero
ser eso que
no quieren
ser lo que soy

Mi disputa interna
para encontrarme
a mi misma
está basada
en mi
no en ellos

Quiero dejar
mi ira
Quiero dejar
el rencor
Quiero dejar
las lágrimas

Quiero que pare
la discriminación

Quiero ser
quien soy

Soy Marikena
Soy Mariette
Soy escritora
del viento
Soy fotógrafa
de la vida
Soy sin prudencia
sin cadencias
Soy con pensamientos
Soy mujer
no hombre

Soy quien quiero
ser
Déjame ser.

sábado, 14 de mayo de 2011

Ellas.

A ella… creo que la quiero; y a ella creo que la quiero conmigo.
No se que hacer. No se si dejar todo al destino, dejar las cosas fluir, o simplemente elegir. No entiendo las señales, no entiendo que quiero.
Es que cuando ella me abraza me hace sonreír, y siento que siempre está. Que alguna ves casi fue eso que pactamos, pero todavía no. Siento algo cuando la miro; y cuando le hablo me escucha, me enamora con sus cosas cotidianas y me endulza con su voz. Ella logra eso en mí que creo que nadie era capas, ella me hace sonreír.
En mi peor momento, viene con una capa enorme, sobrevolando todo y me cura el malestar.
Pero sin embargo ella, es siempre ella.
Es única a su manera, tiene esa personalidad fuerte y segura, ella también es una artista, ella pinta su día según su sol de cada mañana. Fue ella la única de todos mis soles, es la estrella que aún brilla en mi cielo, después de tanto tiempo. Es quien consume mi pensamiento, es quien me trae recuerdos de mi mejor momento. Ella no me hace sonreír, pero me hace recordar.
Es que las dos son tan distintas, pero tan iguales a la vez. Las dos son mis musas preferidas, son mi pensamiento, mi ilusión y mi alegría.
Las dos son pasado, presente y posible futuro. Son unas artistas dedicadas, una es de la música, la otra es más corporal, pero son ellas.
Con una vivo el presente y me olvido de todo, con la otra revivo el pasado y sonrío con él. Una es insegura y habladora, la otra callada y pasional.
Con una recorrí muchas calles, con la otra nos fuimos por el mundo entero en nuestras mentes.
Son ellas.

jueves, 5 de mayo de 2011

No soy yo, sos vos.

Dejé todo, todo, todo para poder estar con vos. Dejé a mi consentida novia, que no entendía mi masoquismo repetido, dejé mi libertad nocturna, para filtrarme en otras cosas, dejé mi pelo en el piso de una peluquería, dejé que algunas vacas vivieran felices y no en mi estómago, cambié mi nombre, cambié mi vida.
Cuando me dejaste, de un segundo a otro, no entendía nada; no entendía como podías pensar que tu historia de quien sabe que, interferiría en algo, o me cambiaría en algo a mi. ¿No era que “No me importa tu pasado mientras estés conmigo en el presente”? ¡Déjese de hipocresías por favor, que somos señoras grandes y sabemos lo que hacemos y decimos!
Para mentir de esa manera, tan llanamente, me hubieras dicho la verdad, quizá hasta dolía menos. Es que es molesto que encima que estas terminando algo, juntes todas esas frases odiosas que se usan para terminar una relación “No sos vos, soy yo” “Un tiempo…” ¡Pero por favor!
Lo peor de todo, es que de verdad pensaste que me iba a creer que la culpable de la rotura de la relación, era yo… como se nota que no me conoces. Es obvio que no soy yo, ¡sos vos! Y por más que lo repitieras miles de veces, eso lo tengo grabado en mi, nunca soy yo, siempre sos vos.
¿Qué no hay nadie como yo? ¿La única en el mundo para vos? ¿Canciones de amor? ¿Preocupaciones?
¿De verdad pasamos todo eso?
¿De verdad estoy considerando la idea de volver con vos?
Por más que no lo propusiste, sé que es asi, o por lo menos esperás algo de mi. Y bueno… como no soy yo, sos vos, si voy a volver. Pero recuerdo que nos debemos una larga charla, y usted me debe a mi más de una explicación y un par de disculpas.
Pero te aclaro que tengo una promesa pendiente, que se va a cumplir o no, todo depende de vos.
Si se cumple… bueno, esperemos que no se cumpla.

miércoles, 4 de mayo de 2011

Tiempos anteriores.

¿Te acordas de aquellos tiempos?
Me acuerdo si...

Eramos todos distintos, eramos todos locos, unos andrógenos del destino. Nos paseábamos por las calles desiertas, inundadas de oscuridad haciendo nuestra divertida diversidad a nuestro paso. Esos tiempos que solo eran locuras, amor y preámbulos; que nadie entendía nada, pero que nadie preguntaba.
Eran los tiempos de destaparnos, de estar desnudos y al descubierto... eran lindos esos tiempos.
Después de meses, sólo me queda el aprendizaje de eso que algún día volveré a hacer. Me queda todo lo bueno y todo lo malo.
Aprendí a querer, a querer sin razón ni motivo alguno, sin prejuicios y sin importarme terceros; aprendí de ella que era tan frágil como el cristal, pero a su vez tan fuerte como una roca; aprendí de ella, todo lo que sé, aprendí de lo bueno y de lo malo, de todo. Y por más que nunca me dijo mucho, sus acciones demostraron más de lo que es, eso aprendí de ella.
También aprendí de ellos, que me demostraron que no me gustan, me demostraron hipocresía y maldad. Aprendí que esos pasivos de la vida, que solo buscan amar, pero son una daga de doble filo, son más que un gato maltratado, pues te saltan encima con mucho más que las uñas. Son esas divas diversas con las cuales solo te vas a reir, nunca va a pasar de eso. Su promiscuidad es contagiosa.
Aprendí de las calles, de la noche, de la gente.
Aprendí que el resto del mundo te respeta o te mata, nunca es una aceptación, nunca es una importancia. Para ellos es negro o es blanco, nunca existen los matices; yo aprendí a verlos.
Voy a agradecer a todos ellos por su enseñanza, que al fin y al cabo, es lo que quedará para mi lucha futura; pero especialmente voy a agradecer a todos esos que me difamaron, me traicionaron y me dejaron sola, a esos hipócritas del sistema, a esos reprimidos de su infancia, a esos mentirosos, a todos esos, gracias.

sábado, 30 de abril de 2011

Home alone.

Eran las 9.00 a.m. he intentaba dormir algo, ya que había sido una noche difícil; de la puerta de vidrio tapada con cortinas se veía algún rayo de luz y se oía un insoportable ruido de golpes que retumbaban como contaminación sonora en mis oídos. Se siente un vago aviso de "Nos vamos!" y sin prestar atención me sumergí entre el río de sabanas y frazadas, y continué mi sueño.
Desperté con un vago recuerdo de algo soñado, algo así como un grito, el reloj marcaba las 10.00 a.m. y con mi peor cara de pesar decidí levantarme. En pijama recorrí mi casa, que se sentía tan raramente silenciosa para ser un sábado a la mañana, entonces comprendí que no lo había soñado, estaba sola.
Con un retumbe de hambre en el estomago seguí mi mañana sin tener ganas ni de respirar. En la mitad de mi mañana siento ruidos externos de lluvia y vientos descontrolados, me dio pánico al darme cuenta que debía entrar la ropa de la cuerda, pero claro, no la había colgado.
Me costó razonar como cocinar un poco de pasta, y como si fuera poco, no quedo muy bien cocinado; hice demás y quedé excesivamente satisfecha. A todo esto, decido fijarme que sucedía a mis alrededores, di cuenta que tenía nuevos vecinos, pero estaba lloviendo como para ser buena persona e ir a saludar.
A todo esto agreguemos el echo de que perdí a mi gato, no se si está en mi casa, o afuera muriendose de frío.
Quiero duendes. Quiero elfos. Quiero una empleada.
Hace mínimo una hora que estoy tirada pensando que debería hacer los quehaceres de la casa, pero tengo una picazón mortal en un ojo y es preferible hacer reposo.
Home alone = Paradise city?

miércoles, 27 de abril de 2011

A vuelto ¡A vuelto! ¿A vuelto?

Me siento mal, feliz más que nada, pero mal; tengo un interminable dolor de cabeza que me profano las ganas de subsistir todo el día. Adhierase que no se que me pasa, que todo gira, todo duele, y nada sana; no estoy enferma, ni borracha, ni drogada, no se que me pasa.
Dormí severas horas seguidas, es verdad que tuve sueños raros y perturbadores, pero creo que no tuvieron nada que ver, ¿o si?  Y también es verdad que no se que hacer, no se si terminar todo acá y comenzar el pasado en el presente otra vez, o seguir así en este estado de indecisión y ser una infiel más de este sistema mundial. O podría simplemente esperar...
Un lado de mi mente está pintada de rojo y la otra de rosado, cada una representa a cada una de ellas, el izquierdo es rojo, el derecho es rosado. Están unidos por una linea indecisa azul, que no se que representa. Huelo fragancias afrodisíacas, huelo chocolate y huelo melón; siento perfumes entre mezclados de cada una, vivencio cada canción como una tonada de lo que el corazón representa, dejo mis juegos de niña al azar, para dejar que él lo decida.
En mi camino de andanzas amistosas me encontraba contando lo peculiar de una historia, en mi camino encontré la suerte, creada en piedra de cuarzo, se dice que es suerte, se dice que cumple deseos... pero la perdí. ¿Significa que no sucederá? ¿Significa que todo el esfuerzo en vano de todos los meses de retiro, no valió la pena? 
No quiero significados, quiero respuestas. No quiero esperar, quiero actuar. No quiero recordarla, quiero tenerla.
Parece impresionante que después de tantas entradas odiándola y recordándola, después de todo lo hecho para olvidarla, vuelva así de la nada, para recordarme tanto pasado. No se si pasa por lo que sufrí, sino por lo que la quiero, porque, el amor puede más ¿verdad?
Y es que nunca me importó lo que digan los demás, por más que tengo miedo que si es, sea como fue, pero ¿que más da? creo que nos hemos tomado el tiempo necesario para madurar. 

lunes, 25 de abril de 2011

Conciencia.

La pregunta es: ¿Cómo comenzar a contar una historia tan repetida?

Cada una es única, por diferente motivo, y nunca es tan real hasta que sucede cerca de ti, está en ti reaccionar o quedar frente a una pared, sin hacer nada.

Ella llora todos los días, yo la veo con mis ojos, yo la veo todos los días, le veo su cara angustiada y llena de penas. Más de una década en ese cuerpo y en ese corazón y hay días que no se sabe si sobrevive un día más en esta jungla de suspenso y tensión.
Se llena su cabeza de historias mal contadas, de verdades mentidas al azar y de fantasías provocadas por la imaginación. Cada día reza un Padre Nuestro y dos Aves Marías, para pedir por él. Pide por su salud, su bienestar, pide por sus hijos, y da las gracias. Pero se olvida, se olvida mi querida Olivia, de pedir por su salud.
Tiene horarios restringidos, su vida es un caos, es más que una dictadura, es más que una cárcel en su propia casa. Él, un general de la vida, va moviendo sus fichas en el tablero; con un gran complejo de Hitler avanza sobre masas. Nadie lo creía capas de esas cosas, nadie creía lo que salió a la luz, nadie cree lo que pasa de puertas para adentro.
Olivia vive, siente y reza. Es consumida por el, cada día y cada noche; cada segundo a su lado es una amenaza constante; su vida es un peligro. Ha pasado más veces en ese rincón llorando que lo que ha pasado riendo; siempre con ese dejo de dolor en cada mirada. Ha perdido más sangre que cualquier soldado en batalla, pero es una mujer fuerte, y soporta cada golpe, creyendo que se lo merece.
Más de una vez he ido a rescatarla de ese infierno en el que vive; sus hijos no saben que hacer ya, su padre es más que un controlador obsesivo. Me he cansado de decirle que tome cartas en el asunto, que haga algo vía legal, pero ella con mucho más que dolor en su sangre, me recuerda que un papel, no lo va a detener.
Me ha contado historias aterradoras, más de las que se vive en el cine, son historias reales. Me ha contado como su propio esposo, esa persona que ella eligió para pasar el resto de su vida, la ha violado, la ha maltratado y muchas cosas más. Son historias que pondrían los pelos de punta a cualquiera, que hacen llorar a cada alma de este planeta.
Recuerdo que una noche, Olivia lloraba desconsoladamente luego de acostar a sus dos hijos pequeños, y entre sollozos me preguntaba porque le pasa esto, no pude ser tan fuerte para ella, sólo pude abrazarla y acompañarla en su llanto.

Espero que tomemos conciencia de la verdad, que la historia sin final de Olivia, no se vuelva en una trágica historia más del noticiero.
Si sufres violencia, cual sea, haz algo.

sábado, 23 de abril de 2011

Novia.

Novia linda.
Novia tierna.
Novia novia.
Novia con lindo pelo.
Novia con lindos ojos.
Novia linda linda linda.
Novia buena.
Novia despreocupada.
Novia Rock n’ Roll.
Novia original.
Novia hermosa.
Novia enamorada.
Novia bondadosa.
Novia fiel.
Novia borracha.
Novia drogadicta.
Novia mentirosa.
Novia embustera.
Novia puta.
Novia perra.
Novia mala mala mala.
Novia infiel.
Novia novia.
Novia fea.
Novia libre.
Novia de todas.
Novia de todos.
Ex novia.

sábado, 16 de abril de 2011

Locura en la capital.

Últimamente mi vida se ha limitado a ir y venir de mi casa al estudio, del estudio a mi casa; esporadicamente me han surgido ofertas tentadoras de viajar a la capital por el día, para ganar cierta oferta, aún más tentadora.
Nada peor que darte cuenta que tu viaje esperado, resulto ser un desastre total.
¿Quien nos dice que las cosas saldrán mal? ¿Quien nos explica el porqué?
Eran las 6 a.m. y el despertador sonaba con una suculenta balada de AC/DC, dejándose sonar ámpliamente en mi cuarto. De un salto desperté y comencé con la danza sincronizada de todas las mañanas, vestirse, baño y desayuno. Agradecida de no ser la única que tenía que hacer eso justo ese día, encontré gente en ese lugar de encuentro que todos conocen, los encontré ahí, y todo sonó mejor, todo sonó a un día de libertad.
Juntos viajamos, juntos reímos, juntos nos adentramos a eso que todos hablan, pero nadie conoce. Al llegar, nos perdimos, cada uno con su rumbo, quienes tuvieron suerte en esa idea de subsistir a la masa descomunal de gente, pudieron quedar juntos, comer y realizarse hacia el punto final de encuentro.
Nosotros, nos perdimos de los demás, y de las ganas de libertad, nos perdimos del lugar; preguntamos y preguntamos, hasta que llegamos, con una linda sorpresa entre manos: estaba todo mojado. "Al sol, todo al sol pensamos" pero después nos dimos cuenta, que no era Maldonado.
Desgracia de la capital, se debería llamar, que por ver mujeres, casi no vuelvo a tiempo para tomar mi lugar de regreso; desgracia se debería de llamar, ya que todo estaba ensopado, y desgracia fue, que perdí algo muy especial, que sólo me unía a ella.
No es coincidencia que la calle, sea su apellido, no es coincidencia que el pasado me persiga, no es coincidencia haber perdido el presente.
La moraleja de todo esto, es que aprendí varias lecciones:
- No se debe mezclar la bebida con cosas dentro de una mochila, y menos si tienes una computadora portátil.
- No caminar sin rumbo, preguntar a extraños.
- No comer mucho dulce.
- Odiar los baños.
- Amar al sol.
- Amar a tu tierra de origen.

No hay mensaje para cerrar, sólo aprendan de mis desgracias en la capital.

viernes, 8 de abril de 2011

Será real.

Cuando la vida te da limones... ¿haces limonada? Y cuando te da naranjas... ¿haces jugo?
La vida me dio dinero, lo tiré a la basura; me dio oro y plata, lo cambié por bronce y lata; me dio una mansión y la cambié por una pocilga en el campo, yo hice mi limonada.
Me levanto diariamente con diferentes ideas en mi cabeza, ninguna parecida a la otra, pero todas mías. Creo que compiten entre ellas para buscar quien es la más descabellada de todas. Recreo mi mente por segundos surtidos al azar, pues siempre es momento de imaginar.
Con cada cosa, cada color; con cada idea, una emoción. Soy una máquina creadora de bellezas impunes; soy un rosario en cada mente, y en cada cuarto. En cada lamparilla de luz, está mi cara creadora; en cada nube está mi silueta y en cada palabra está mi voz y mi pensamiento.
La idea es tener todo, pero nada a la vez; es ser feliz con lo que quieras y no con lo que puedas; es ser todo y nada, es ser nada y todo. ¡Sé valiente! ve por eso que quieres y aprehende.
Tomaré un lienzo en blanco, y comenzaré con libres pinceladas, a crear mi propia Mona Lisa, solo que está tendrá llanto y tendrá sonrisa. Pintaré cada paisaje y cada animal; seré extra-terrestre en mi mente y en algún otro lugar.
Yo dejaré mi marca en el mundo, seré una bandida suelta del lejano oeste; seré una copia de una caja fuerte, seré la versión femenina de Mozart, seré yo.
Haz tu propia limonada o tu jugo especial, si te gusta lo diferente, es una ensalada artificial.

miércoles, 6 de abril de 2011

Solamente para mi.

Mientras escribo, veo mis uñas azules, me recuerdan al mar, al cielo y me recuerdan a ella. Ella que es mía, solamente para mi. Con el sol en mi cuerpo, harta del calor, siento el malestar, pero no importa, no importa... si tengo que esperar un día o dos, dos o tres meses, años o hasta una vida entera, lo voy a hacer. Porque ella es mía es mi musa inspiradora, es mis ganas de ser, es mi ganas de vivir. Hay días que me gustaría gritarle a desconocidos cuanto la quiero; hay días que quiero componer canciones de amor y dibujar lirios violetas en las esquinas de las hojas.
Siento que aunque diga que no, es un total y completo si. Se que la duda se irá y será solamente para mi.
Porque, corazón mio, las flores y los colores ya no tienen sentido si no estas; cantar, bailar y reír, se siente culpable si no te siento acá.
Es increíble mi manera de sonreír cuando te pienso y mi tonta vergüenza de no mirarte a la cara por pensar que me voy a morir de amor con tus ojos color miel dulce.
Increíble resultaría contarte que más no puedo si no te tengo, que cada cosa que hago, caigo mas y más en ti. Me ahogo al intentar salir de esta droga adictiva que eres.
Quiero que me recuerdes como la única, quiero eso de ti.
Parece increíble que intente expresar lo que siento con palabras, porque nunca lo lograré.

lunes, 4 de abril de 2011

Te extraño, extraña.

Es uno de esos momentos improvistos, que de la nada la recuerdo y una sonrisa se dibuja en mi cara. Es inmensa la felicidad que me trae pensarte, es increíble lo mucho que aún te quiero. A pesar del tiempo te sigo pensando día a día, ¿sabias?. En las  noches pienso como ingeniarme la manera de verte por casualidad en algún lado e intento imaginarme un lindo momento y no tener que recurrir a la lágrimas.
Lo peor, es que creo que te olvidé, pero no estoy segura.
Voy a contar una anécdota: Me preguntaron "Describe un hecho o persona que cambiara tu vida" increíble mi inconsciente, que enseguida pensó en vos, idiota mi consciente que dijo "mentira".
No entiendo, no sé, no logro comprender que es lo que tenes que me hace sentir así. ¿Es tu personalidad única? ¿Son tus arduos amoríos? ¿Es tu voz? ¿Sos vos?
Sos vos. Es que sos una de las pocas que viene con el paquete completo, sos única, radiante, hermosa y decidida. Un oasis en el desierto, una nube en verano, el sol en invierno.
Por vos daría todo y mucho más, me convertiría en monja, en hombre, en animal: mataría y me mataría; daría y aceptaría.
Sería capaz de ser otra con tal de tenerte otra vez; ya no resisto un segundo más mirando antiguas fotografías de nosotras, ya no se que hacer, ya nada es igual.
Te extraño hermosa extraña.

viernes, 1 de abril de 2011

Felices, eramos antes.

Recordemos, planteémonos un día feliz para cada uno.
Puede ser uno lluvioso y tormentoso o quizá con calor, también alguna vacación siempre nos llena de alegría.
Para mi, hoy un día feliz es un domingo a la mañana, cuando todos recién despiertan y no se ve ni un alma en la calle. Salir a pasear por la calle desierta, sentarme en la vereda y observar cada detalle de cada casa; pararme frente a la mía y mirarla con distintos ojos. Luego, con el transcurrir del tiempo, ver familias enteras desfilar a quien sabe donde; esperar ansiosa a que mi familia despierte, para hacer juntos otro domingo de feria. Llegar a ese paraíso de colores, olores y gente, disfrutar de cada segundo en la verdulería, observar a cada persona con inocencia en los ojos.
Si es invierno, volver y disfrutar una tarde familiar con mate, la estufa prendida, algún que otro bizcochuelo y hablando de alguna vecina loca que decidió teñirse el pelo. Si es verano, estar afuera con las plantas, todos juntos intentando plantar, sabiendo que nadie es ningún experto en la materia. Salir a pasear, recorrer mi país y el extranjero, hablar de todos y de nosotros, o simplemente estar.
Días felices eran los de antes, cuando se podía hacer todo y nada al mismo tiempo. Felices eramos antes, cuando todo estaba bien, cuando todo estaba mejor, cuando todo era amor.

martes, 29 de marzo de 2011

De tanto pensar, no queda más que preguntar.

A veces me pregunto si seré una soñadora más del amor, si con mis palabras logro estremecer a quien lo lee. Me pregunto si es posible que lo que busco y anhelo, realmente exista.
¿Existirá mi chica soñada por allí, en algún lugar del universo?
Me pregunto constantemente porqué no acepto ofertas de amor furtivo, de amores pasajeros, si esa es mi especialidad... ¿estaré cambiando?
Busco eso que no está, quiero libertad.
Busco a la persona indicada, que cada día me cante lo mismo y me sepa enamorar cada vez más y más. Busco quien me ahogue de amor, aunque no pueda prometer lo mismo a cambio. Quiero una chica pasional, que me entienda y decida; no quiero una madre, hermana o amiga, quiero a mi chica especial, esa con super poderes del placer y amor. Quiero esa extra-terrestre o a esa que lee cada cosa que escribo.
Necesito de ella.
A mi mente viene la incesante pregunta:
¿A quien busco, ya pasó por acá? ¿Será esa que tanto anhelo y me hace estremecer tan sólo con su presencia?
El pasado no es pisado, si uno no quiere, sólo te cuento, querido/a lector/a, lo que quiero ahora. Estoy en busca de respuestas a preguntas simples, quiero que alguien me las diga, o las grite ahora.
Si pude encontrar las respuestas más certeras a cosas más difíciles, ¿por qué no ahora?
O quizá...¿Será que está conmigo y no me di cuenta? ¿Será esa que me hace sonreír en los malos ratos?
Aunque... quien tengo en mente, no es muy decidida, no es muy pasional y no se si sabe cantar; escribe cosas, como todo el mundo, pero no se si puede completar la planilla de pedido de mi corazón. Aunque tiene posibilidades, la carne fresca es mi especialidad... y me hace reír, quizá sea ella la afortunada y quizá yo, ya haya encontrado mi dama.

martes, 22 de marzo de 2011

Contemos en retroceso.

Ahí estaba yo, sentada en el piso de mi habitación, intentando en una limpieza, dejar el pasado atrás. Me encontraba revisando cosas que guarde hace algunos años, que no pensé que volvería a ver otra vez. Me encontré con escrituras de toda esa gente hipócrita que decían ser mis amigos, encontré todas esas cosas que, inconscientemente, oculté.
Es mi época de de renovación; como las serpientes, es mi época de cambiar la piel por una mejor; sacar lo viejo y reemplazarlo por lo nuevo y amoldable.
A pesar que no ha pasado tanto de estos recuerdos, cada año parece una década. Mientras borraba la increíble infinidad de falsos "Te amo" me pregunté en medio de una reflexión: "¿Era feliz o era la época que aún me ocultaba?". La respuesta fue tan obvia que me sorprendió no haber dado cuenta antes.
¿Quien era yo hace 2 años atrás? ¿Tanto cambié?
Hace 2 años atrás, era una más del montón. Estaba con la gente "cool" y no me importaba mucho nada. Me gustaban ellos, (o eso creía yo) pero dentro mio era la persona que soy ahora. Aunque en esos días era Marikena y nunca pensé que sería Mariette, ella siempre estuvo latiendo fuerte en mi corazón.
No me defino por arrepentirme del pasado, sino por olvidarlo. Al recordar a esa chica insegura por dentro, pero siempre demostrando seguridad por fuera, recuerdo mi vida entera, hasta hace unos meses atrás.
Intentar borrar el pasado de las cosas, no es tan fácil, es mejor comprar cosas nuevas y comenzar de cero, aprender todo de nuevo, dejar tu nueva y única marca en el universo.

lunes, 21 de marzo de 2011

Chica dorada.

Las vacaciones más cortas, de tres días tan sólo, resultaron mejor de lo pensado.
Recorrí pueblos y ciudades, pasé por campos y playas, viví cada sol y cada tormenta. Cada mañana miraba por la ventana alquilada, cada sombra y cada color; cada movimiento. Siluetas rosadas con puntilla blanca, era mi sueño de chica deseada, tan imposible y frágil.
Un dulce desayuno de una mañana, fue encontrarla en mi puerta; ciega de belleza me dejé llevar por su cuerpo esculpido y piel empapada de fragancia.
Mi chica risueña me pintó cada mañana y cada tarde con su sonrisa, y estremeció mis noches con sus estrellas. Dejó una huella en mi cama, marcó territorio con su despreocupada risa, y dejó en mi almohada algo más que un recuerdo.
Mi amor pasajero, mi dorada ambición, mi chica risueña y de acero, se la llevó el viento del mar. Mi amor de verano se fue junto con el término de mis vacaciones. Al verla partir. luego de tanta prohibición, nos besamos des-preocupadamente, sin que importara el ambiente, nos amamos una vez más.
Una parte de mi alma se fue con ella y ese verano prohibido, pero mi corazón siempre estará en el recuerdo de su perfume de vainilla, de su dorado pelo; mi corazón es suyo.

viernes, 18 de marzo de 2011

Hetera.

Pulcra. Excelente. Religiosa. Perfecta.
Ella se levanta todas las mañanas con un sólo pensamiento en su mente: Creer. Creer en Dios, creer en él, cueste lo que cueste. Es la perfección traída a un cuerpo humano por los ángeles, es todo carácter blanco, pulcro y refinado. Va todos los domingos a misa, y de lunes a viernes se confiesa. Se sabe la Biblia de memoria, no existe algo más sagrado. La lleva consigo como una necesidad vital para subsistir. Es un ángel en vida; su máximo pecado confesado ha sido la codicia por querer trabajar siendo una mujer joven.
Cada persona que la conoce no imaginaría su secreto oculto, nadie imaginaría que a ella le encanta el blanco... de las sábanas compartidas con extraños.
Ella es toda una Afrodita, una diosa griega en todo sentido. Es la diosa del amor y de la lujuria. Es una hetera hecha y derecha, con todas sus palabras bien posicionadas... es una puta con clase. Se hace llamar a si misma "una forma de compañía sofisticada, con mezcla de prostitución."
Como una antigua cortesana, es una hetera de compañía diaria, de lunes a lunes, o cuando quieras. No cobra tanto... pero hace valer cada centavo. Nadie se ha atrevido a preguntarle que hace con su tiempo libre, cuando realiza esa vida paralela de lujuria; a nadie se la ha ocurrido preguntarle como hace para pagar sus cuentas; nunca nadie sospechó.
Afrodita, ten cuidado, loca te volverás.

miércoles, 16 de marzo de 2011

¿Cómo enfrentar a la hipocresía?

Cuando esta señora toca tu puerta, ¿Cómo enfrentarla? ¿Realmente existe algo para dejarla de lado, o simplemente sacarla de tu vida?
Primero, a lo primero.
“Hipócrita adj. y s. Que finge o aparenta lo que no es o lo que no siente. Dícese hipocresía.”

Centrémonos en una situación cotidiana.
Cuando una persona, (o en este caso proyecto de persona) es total y completamente hipócrita se debe a muchas cosas, de las cuales no he logrado descifrar. No comprendo como alguien podría llegar a cambiar de un segundo a otro sus creencias y contra-decirse una y otra ves, ser eso que tanto maldijeron en un momento.
Cuando un amigo (recordemos que sigue siendo un proyecto de persona) se vuelve hipócrita, ¿Qué hacer? Esa es la cuestión.
He llegado a pensar que quizá ignorar es siempre la solución, pero no lo es. ¿Debería actuar con violencia? ¿Debería recurrir a la verdad, siendo esta la solución menos probable?
Aunque no lo crean, tengo códigos (palabra que aún no entiendo su significado) y creo que en tantas cosas, como desecho unas cuantas más.
Este llamado “proyecto de persona” con el cual no hay nada, dice de repente que yo soy culpable de su miseria y soledad, que yo, una persona común y corriente, soy la culpable de su miserable vida, baja auto-estima y asquerosa personalidad. ¡Me siento halagada! No sabia que tenía el poder de hacer todo eso, soy algo así como un Dios todopoderoso… increíble.
Lo más increíble de todo es que hace no más de 2 meses, era ese proyecto de persona quien me halagaba y amaba, era quien decía ser todo para mi, era quien se creía algo que nunca fue, era ese que hoy se contradice con su hipocresía barata.
Enfrentarla.
Enfrentar la hipocresía no es cuestión de todo el mundo, se necesita una habilidad especial para poder desnutrir esa fuente de energía que la alimenta, se necesita poder de la verdad y sobre todo se necesita con corazón frío. Quien pueda bloquear su corazón al pasado, quien pueda borrar los recuerdos, a quien no le duela las balas invisibles, esa persona será la afortunada de poder derrotarla.
Y yo con alegría, diré que soy una de esas pocas afortunadas almas.

martes, 15 de marzo de 2011

Una pequeña lista.

Como todos, tengo una lista secreta no muy secreta de cosas cotidianas que me definen como persona.
Decidí compartirla.

- Odio soberanamente estar en mi casa con gente.
- Odio mi cumpleaños, me deprime y me enoja ver gente ese día.
- Nunca me molestó la menstruación, pero odio el echo de tener cólicos.
- Cuando estoy menstruando, odio a la sociedad.
- Odio escribir las cosas en un cuaderno, mis pensamientos van más rápido que mi mano.
- Tengo la adicción de mirarme al espejo y elogiarme.
- Por más que digo que me hartan, amo los reallity shows.
- He dejado algunas convicciones del pasado y las he reemplazado por unas nuevas.
- Soy propensa a que algo se me vuelva adictivo. Ejemplo: Corte de pelo, cambios, cigarrillo, etc.
- Secretamente fantaseo con el futuro.
- Tengo más de un sexto sentido.
- Creo en fantasmas, espíritus, ángeles, etc.
- A los 11 años esperé mi carta a Hogwarts, y como nunca llegó me desilusioné como nunca.
- Me gustaría enterarme que fui traída al mundo gracias a extra-terrestres o algo así.
- Cuando era chica tenía muy baja autoestima, ahora todo lo contrario.
- Con suerte puedo decir que tengo 2 amigos y ninguna amiga.
- Por más que quienes me conocen digan lo contrario, no soy promiscua. Soy diversa de gente.
- Soy incapaz de tener una relación monógama que implique fidelidad.
- Abrir mi página de Facebook me deprime.
- Me aburro con facilidad.
- Estar desnuda es lo mejor que me ha pasado.
- Cuando me estoy bañando, me convierto en toda una filosofa.
- Ir por la calle, y que la gente me reconozca, me saca de quicio.
- Soy antipática con las mujeres que venden.
- No entiendo la idea de que el blog sea leído por gente de Rusia.
- Estoy harta de que la gente me siga desilusionado
- Tengo facilidad de eliminar recuerdos de mi mente; días, horas, momentos, años o hasta mi infancia completa.
- Me considero un agente de cambio.
- Hace tan sólo unos meses salía de la crisis existencial que tuve desde que pude pensar por mi misma.
- Hice el blog para poder matar a mi ex con los post.


Liberación.

sábado, 12 de marzo de 2011

1+1=2

La escena se sitúa en tiempo y espacio actual.
Reunión familiar.

*Abuela: ¡Ay mijita! Yo no entiendo a los jóvenes de ahora con su Internet y sus barbaridades (el perro ladra) ¡Callate Pichu!. Es que viste Laura... no, Andrea... no esa es tu tía, eh... bueno viste que yo no entiendo de esas cosas de ahora.
*Nieta 1: Pero Abu, es re fácil. Mira si queres yo te enseño.
*Nieta 2: Mira si le vas a enseñar vos, que ni sabes escribir todavía...
*Tía 1: ¡Pero Mamá! ¿Te vas a poner con pamentos de juventud a estas horas de tu vida? Bastante tiempo tuviste ya...
*Abuela: ¿Pero que me queres decir? ¿Que soy vieja? Ya sé que no soy muy joven que digamos... pero tampoco soy Tutankamón...
*Tia 2: (Interrumpe) Pero te crees Cleopatra ...
Risas.
Entra el abuelo a la sala, saluda y comenta las noticias del barrio.
*Abuelo: Che vieja, ¿viste Pamela... la de al lado? Recién la vi con otra amiguita nueva, yo no entiendo, todos los días parece un desfile de chiquilinas esa casa, ¿será que lo padres no están nunca?
*Nieta 2: Yo la conosco... no es tan así.
*Tía 2: ¿Y como es entonces?
*Nieta 2: No entenderían.
*Nieta 1: Pero claro, la señorita sabe escribir pero no sabe explicar...
*Nieta 2: Basta.
Silencio incómodo, roto por los ladridos del perro. Retoman la charla, con más quietud.
*Nieta 2: (Comenta) Me gustaría saber porque no entienden a los adolescentes, no somos tan complicados...
*Tía 1: Já! Eso pensas vos. Es increible como están hoy en día, todos los días aparece uno drogado o borracho por las calles..
*Nieta 2: La calle está lleno de drogados y borrachos, la mayoría, viejos.
*Tía 1: ¿Y que me decís de las niñas embarazadas que aparecen?
*Nieta 2: Son idiotas. Pero ustedes siguen empeñados que tener sexo a los 16 y quedar embarazada es mejor que ser homosexual. Me pregunto quien se "caga la vida"
*Tía 1: Siempre saliendo con algo de eso vos, desde chiquita.
*Nieta 2: Quizá es porque lo soy..



Recuerdo de una esas charlas que nunca se olvidan.

martes, 8 de marzo de 2011

"M" es mucho más que dos.

Soy pecadora, soy mala.
Soy soñadora e ilucionista profesional.
Soy canjeadora de corazones al azar.
Soy ave de mal agüero, soy arpía trepadora.

Ruda, mala, egocéntrica, pecadora, pero creo estar más allá del bien y del mal. No soy el diablo reencarnado en cuerpo humano, ni una versión barata de Jesús. Me pierdo diariamente en pensamientos predilectos, en mi mente enriquecida de poder, en mi visión imaginativa y en mi más sentido placer.
Soy algo así como un diario orgasmo múltiple, que sucede en cada momento, sorpresivamente. Soy una explosión de sentimientos encontrados; soy algo así como la mejor versión de mi misma.
Artista profesional del ocultamiento diario con mis pares, actriz de lo invicto y defensora de casos perdidos. Soy la voz cantante de mis pensamientos, soy eso y mucho más.
Soy una caja de Pandora abierta todo el tiempo a estúpidas ideas del idealismo extra-sensorial. Soy un corazón divino realizado con más que amor y poder. Soy eso que todos quieren, soy eso que tanto me dicen.
En mis decisiones no lo incluyo al pensamiento predilecto, ni a la más obvia de las pruebas, no creo en la hipótesis, ni la tomo en cuenta. Soy una suma y una división a la vez. Soy eso que tanto quieren y eso que odian ver.
Soy la suma de sus actos delictivos y de los actos de placer; soy esas dos personas que tanto aman conocer. Soy esa cuyos dos nombres comienzan con la misma letra, soy Marikena y soy Mariette.

miércoles, 2 de marzo de 2011

Grito al cielo por tu pelo, por tus ojos y por ti.

Siento que mi terrible perdida de memoria no es fallo del ser interno, es de mi corazón mal tratado. Has llegado inundada de placeres eternos, de gracias y de amor. Mi señuelo ha caído en ti, mi blanco fijo es tenerte por siempre; caídas en un código de amor sin explicación ni método, sin reglas ni manual, vamos construyendo algo... algo que no se si resultará. Día a día me sorprende mi mente pensando en ti, y me agobia ver mi sonrisa reflejada en cada gota de agua salada. Lo primero a la mañana, lo último a la noche. 24 horas exactas del día, cada respiración, es dedicada a ti. Y me pregunto, ¿será tan así?
Entre rimas y versos nos dimos cuenta que había algo escondido, tantas cosas por decir, que aún no se han dicho, tantas miradas no aplicadas entre tanto revoltijo de amor sin expresar.
Llegaste a mi de una manera inesperada, aunque si deseada; tengo algo hacia a ti, algo así como una adicción. Ya sabemos que soy propensa a las adicciones, no entiendo como no lo pudimos detectar antes.
Te dedico a ti, me querida dama pintada, cada una de mis plegarias, agotaré cada recurso de esta tierra y acudiré a la metafisica para lograr lo que sea. Te dedico a ti cada una de mis respiraciones, cada una de mis sonrisas, cada una de mis costumbres. Te dedico cada canción y cada melodía; cada palabra, cada pensamiento y cada fantasía.
Prometo cuidarla y amarla por siempre, mi querida dama pintada; le prometo cada flor de cada estación, prometo espacio y libertad. Prometo curarla de eso que le deprime, porque, mi querida dama pintada, siento que cada minuto que no la tengo, me falta una parte de mi.
Mi querida dama pintada, sepa comprender y perdonarme, si algunas cosas no le gustan de mi, si mis vicios no son tan buenos, pero comprenda que usted es uno.
Prometo dejar de dañar mis pulmones, si usted repara mi corazón.

Y recuerde... yo repararé el suyo.

martes, 1 de marzo de 2011

Quiero olvidar.

Le sonreía al pasar el tiempo; me olvidaba de toda existencia divina y creía en el más sincero amor. Por las noches, moribunda, fantaseaba con un poco más de pasado, por esos tiempos increíbles que vivimos. Por las noches, yo soñaba despierta, mirando la pared que estaba empapada de emociones; la causa de mi insomnio siempre fue ella.
Al rededor de las 4 a.m.; me despertaba entre murmullos que salían de mi pensamiento y sentía lágrimas correr por mi cara; la almohada empapada de lágrimas y dolor. Tomé decisiones altivas y atractivas al momento, decidí cortar todo eso que odiaba, buscando una forma de sacarlo de mi.
Hoy me doy cuenta que no sirvió para nada. No me gusta mi presente, no quiero saber del futuro, quiero mi pasado. Quiero devuelta mi pasado destructivo y enfermizo, mi pasado indeciso e inmaduro, mi pasado profético y doloroso.
Quiero devuelta mi pasado hermoso y enamoradizo, mi pasado bello, mi pasado. Quiero otra vez mi pasado con ella y negarlo todo.
Aunque creo que no quiero mi pasado otra vez, quiero olvidarlo y listo. Tener un botón de "suprimir" en mi mente; tener una pastilla del olvido y una curita de amor para el corazón.
Quiero olvidar.

martes, 22 de febrero de 2011

Inexplicable fantasma transparente.

Despierto. Miro. Me detengo. Sigo igual.
Cada día la rutina me consume poco a poco, es como un virus mortal que me carcome por dentro. No logro comprender nada, y me encierro en mi propio abismo de desolación. Algunos días me cuesta comprender mi existencia y en otros ni noto que existo. Soy un fantasma sin rumbo fijo, vivo sólo porque sé respirar. Soy un fantasma día a día, sin comprender nada y sin agotarme ni exaltarme por nada. Rondo mi casa por la noche mirando la luna en cada ventana, pensando que sería de mi si lograra la libertad de mi cárcel programada. Cuento las horas para el amanecer y el ocaso, esperando...
Resulta que hay días que no me doy cuenta que existo, no siento coneccion con la realidad. Existen esas épocas de fantasía que debo tocar mi cara para saber que todo está en orden. Sufro de esas consecuencias sin explicación, no entiendo mi existencia y algunas veces, miro mis manos moverse, sólo para saber que tengo vida.
Me planto en mi ventana, mirando hacia el afuera, fantaseando como sería, poder ser yo. Como sería lograr salir de allí, tener la fuerza y el coraje de sacar esa coraza negra que me rodea, poder destruir mi castillo y tirar mis armas y mi escudo al suelo. Por más de saber que puedo hacerlo cuando quiera, parece inexplicable que el cuerpo no responde a mi llamado de extender la mano y dar el primer paso. Mi inconsciente colabora conmigo y me dice que no lo haga, mientras mi razón me grita a mares "¡Cobarde!"

miércoles, 16 de febrero de 2011

Dedicado a ella.

En estos tiempos me pongo melancólica y comienzo a recordar, y en unos de esos recuerdos, de esas historias para contar, está ella.
Primer recuerdo, primer encuentro, primera vez de verla. Se podía apreciar que no era como las demás, se distinguía por sobre todo. Por más que no la conocía, tenía algo que me atraía a hacerlo.
Meses después, acá me encuentro, dedicándole algo, para que sienta algo. Algo lindo, para hacerla sonreír.
Ella es eso que no se encuentra todos los días, es diferente, es todo. Es peculiarmente interesante, es rara pero a su ves igual a todos, tiene esa chispa de algo que a todos les falta, tiene algo.
Es tan única como una flor en el desierto, como una solución en el abismo. Se compara con las flores, sólo que ella siempre está florecida, ella es flor de noche y flor de día. Es la flor del medio día, es la flor de otoño.
Esta flor me habla, me salva, me divierte, me entretiene, me hace olvidar y me hace recordar. Somos tan parecidas que parece increíble; con ella puedo hablar eternamente de lo mismo y nunca aburrirme. Es tanto como yo, es tanto como ella, es tanto como todos, pero aún más.
Me pregunto que otros secretos tendrá escondidos dentro de su melena oscura, que otros misterios gritan sus ojos, que otra solución estará buscando su corazón. Ella es flor, flor de las 24 horas, de los 356 días, de cada estación del año.
Algunas veces es flor marchita, tiene un invierno escondido dentro de sí, pero sigue siendo igual. He intentado sembrar una primavera dentro de ella, para que no llore más, he intentado ahogar sus llantos con risas y sus penas con rumbas.

Porque ella… es ella.

lunes, 14 de febrero de 2011

No quiero 14 de febrero.

Cuando los tiempos de delirios persiguen a las masas, cada una se refugia entre si. Estamos hechos para vivir juntos, en manada, en jauría, en sociedad. ¿Un ermitaño es una especie extraña? Pues no, cae al mismo escalón que el solitario, que el soltero, que aquel que no confía en el amor.
Cada año esta fecha trae consecuentes historias mundiales, nos da esperanza y paz. Cada año incrementan los suicidios y los crímenes pasionales. Cada año aumenta la locura con el día de San Valentin.
Pensé que este año sería diferente, que ningún motor ni sentimiento regiría mi corazón; pero las lágrimas le ganaron a la razón. Con causa y con afecto mi llanto surgió de mi interior, intentando expresar.
La culpa sumió mi ser y el remordimiento casi me mata; no existe causa sin efecto.
Para nosotros que nacimos solos, y solos moriremos; para los pioneros en el amor; que preferimos una noche entre sabanas a una mañana con desayuno en la cama. Para todos nosotros que no supimos decir "Gracias" y el destino está cumpliendo su deber.
Para nosotros que el sol de verano nos quema cual fuego en las entrañas; que el viento nos vuela como un barrilete barato; que el agua nos encanta si es ardiente; para nosotros los pecadores del amor, hoy levanto mi copa y brindo por nosotros.
Brindo por nuestros corazones destrozados que hicieron que seamos quienes somos, brindo por nuestro dolor interior que nadie supo apaciguar, brindo por todos los desdichados, brindo por usted, por ella, por él y por mi.

domingo, 13 de febrero de 2011

No quiero un amor civilizado.

We can say "love" but I can't say "I love you" if I don't own you.
We can be everything, but, would do you be mine?
I don't know if I love you, but I'm sure that I need you.

Escribía cartas en ingles para dejar de lado mi origen, aún hoy hablo sola y siento mis pies descalzos; todavía me queda esa magia para cantar lo que sea. Aún me sigo mirando en el espejo todas las mañanas y encuentro un rostro sin vida que me devuelve la mirada.
No estoy segura de lo que quiero, pero si se lo que no quiero. Quizá la manía de ser eso que ella no es me está volviendo loca, intentar sacarla de mi cabeza día a día, me consume completamente. Al pensar en ti, sólo viene un vago recuerdo de alguna tarde o noche, algunas veces salgo y te veo en cada esquina; ¿Es que el fantasma de tu recuerdo me persigue?
Quisiera gritarle a todos esos corazones destruidos por almas desoladas que no caigan en pánico, que siempre hay una solución, pero no soy tan buena mintiendo.
No dudo que, probablemente haya un corazón roto, al cual yo esté destinada a reparar, pero no siempre las heridas sanan y no siempre el recuerdo se va. ¡Dichoso aquel que tiene el don de olvidar!
Algunas veces cuando la gente no sabe que decir, sólo que queda callada, creo que deberé hacer eso por el resto de mis días si no todo es una opción de vida. Quiero comenzar a pintar mi vida a mi manera y pintar quien quiero a mi lado; comenzaré a quitar lo que no sirve y re-pintar lo bueno. Llevar conmigo siempre una cámara fotográfica para recordar cada momento, como si al segundo después fuera a morir.
Quiero desaparecer de mi calendario el 14 de febrero y mi cumpleaños, quiero morir esos días y resucitar al siguiente. Borrar de mi vida todo lo malo, y cambiar todos los días.

jueves, 10 de febrero de 2011

Somos tierra, aire, agua y sol.

De lunes a domingo existe algo llamado días, dentro están las horas y el resto de las cosas. No existe nada más relativo que el tiempo y viene acompañado de momentos, que se pierden o perduran. Los momentos son vividos con personas y de estas, está lleno.
Nunca falta en una sociedad el grupìto de adolescentes, que son mayoría en habitantes y en pensamientos. Algunos son delictivos y ofensivos; otros pacíficos y liberales; no falta el grupo de arte y el de los aplicados. Entre estos se dividen en más y más categorías, y unos pertenecen a otros, porque todos nos pertenecemos, todos somos uno.
Entre algunos destaco a las que han decidido no pertenecer a nada de eso, o ser parte de todo y al fin y al cabo, de nada. De esas que se levantan una mañana con el pensamiento de cambiar el mundo, de sentirse poderosas y seguras. Cada mañana, tarde y noche significa un momento más para ser feliz, eso son.
Son las chicas que superan el poder de la moral y no les gusta ser normal. Esas que día a día tienen una descripción definitiva de quienes somos y sus mentes de adolescentes parecen de adultos con grandes metas por cumplir.
"Paz y Amor" es su lema y la música su libertad; entran y llenan de vicios de igualdad nuestras vidas y te transmiten ganas de ganar batallas perdidas. Son indiferentes a los terceros pensamientos, aunque los escuchan sin piar. Son tierra, aire, agua y sol de esta tierra, son las que me ponen a andar.
Ellas decifran el malestar de toda vida, le aportan amor a todo corazón y siempre sin pedir a cambio ni un sólo perdón. Son esas mágicas personas que leen clásicas novelas y sueñan con un día desperdigar su arte por el mundo y que todos aprendan de sus mentes privilegiadas de pensamientos diferentes.
A nosotras lo prohibido nos hace mejor, pero nos gusta más si no es eterno.
Somos tierra, aire, agua y sol.

lunes, 31 de enero de 2011

Una hermosa nueva extraña.

Como aquella vez hace miles de años, me volvieron a cautivar con dones invisibles de artes increíbles, de dolencias y de amor. Sus ojos centellaban a la luz de la plateada luna, su piel terza y tibia, suave como la ceda, me invitaba a ser parte de ella. Su voz susurrante me decia una y otra vez que si, y mis dedos bajaban y subían por su cintura dibujando amor. La noche es larga, pero no es eterna, la noche se hizo para amar.
Entre su largo pelo oscuro mis manos recorrían su cara y sentíamos la brisa en nuestra piel.
Suavemente se sentían gritos lejanos, de borrachos de la noche; que dejamos atrás. Nuestras voces se mezclaban con el sonido del mar y el inconfundible aroma de su fragancia mezclada con salitre. Cada vez era más y más; aquella hermosa extraña me cautivaba hasta tal punto que no podía parar. Por un momento olvide su nombre, olvide mi nombre y todo desapareció. Cerré los ojos y entregándome completamente, la dejé ser.
La noche le siguió a la mañana y allí estábamos las dos recostadas en la arena viendo el amanecer. Cerré mis ojos una vez más deseando que el momento nunca acabara y dejé que me besara una y otra vez más. Luego, sigilosamente me tumbé de lado para apreciarla mejor, pero cuando abrí mis ojos solo vi mi habitación vacía.

sábado, 29 de enero de 2011

Este amor es loco. Loco, loco.

Cuanta locura invadía nuestro ser al celebrar aniversarios baratos, inventados por nosotros para intentar ocultar cosas del pasado, con vagas muestras de afecto. Al principio siempre se quiere más, pero ahora siento que es demasiado. Aprecio todos esos momentos contigo, pero ya no, ya no más. Es que resulta que no soy la misma que al principio conociste, no me gusta lo mismo que antes, y ese justo es el problema, que me gusta lo mismo que a vos.
Uno nace, no se hace; yo nací así y no puedo cambiar y por más que quisiera, no cambiaría porque me gusta así como soy. Me gusta ser diferente, me gusta ser de la minoría. Quiero que entiendas que no quiero algo más, que algunas veces siento que me ahogas con todas tus invitaciones, y me paralizo cuando me dices "Te amo".
Me duele decirte "Yo también" sabiendo que no es así, no te amo como tu esperas que lo haga, no te amo como algo más, te amo mucho, pero como un hermano. No quiero decirte esto personalmente, pero esta locura, me esta volviendo a mi más loca aún. Ya no puedo despertar por las mañanas y ver ese porta retratos con nuestras felices caras en el, ya no entiendo casi nada, y me cuesta contestarte las preguntas.
Espero que sea algo pasajero, aunque me dejaste bien en claro que no es así; a pesar de todo quiero que entiendas que no quiero algo casual, no quiero un hombre por siempre, no quiero un príncipe azul y no quiero un Romeo, porque estoy esperando a mi Julieta.
No quiero serenatas, no quiero muestras de amor, no quiero este loco amor.

martes, 25 de enero de 2011

Presentir, no es lo mismo que tener certeza.

Esperar 20 días, sacrificarse un año entero, sin contar los nervios y los miedos. No es lo mismo que con humor piense lo peor para intentar no desilucionarme demasiado y si viene algo mejor, sorprenderme. Luego de varios intentos fallidos, allí me encontraba yo, frente a este monitor esperando una respuesta. ¿Sería positiva o negativa? ¿Debía ya ponerme a saltar o a llorar?
Nunca me quejé de saber los resultados de intentos inmediatos, nunca me quejé de haber desperdiciado horas de mi vida sin sentido, no me quejé del dinero invertido. Esperaba que alguien del más allá viniera con una respuesta positiva y parara mi llanto incontrolado. No es lo mismo presentir la verdad que ver oficialmente tu fracaso escrito.
Soy creyente en lo misterioso, en lo intuitivo, en todo eso que me hace pensar positivo. Prefiero intentar y ver que pasa a quedarme con la incógnita... ¿realmente debería ser así? No suelo quejarme por lo que no se me otorga, sino que por lo que ya tengo, pero ahora es diferente.
Fantaseando con que el día llegara, esperando lo peor. Utilizando todas mis herramientas para intentar convencerme de la verdad, que no sólo era un fallo académico, sino también personal. Lo peor de saber la verdad es ver que tus iluciones caen en picada, que eso que tanto anhelabas no lo tendrás. No es que sea la única chance en la vida, pero no volveré a pasar por eso, realmente siento que no lo necesito.
Odio arrepentirme del pasado, pero me pregunto porque no habré escuchado lo que realmente quería ser, antes de dejarme llevar por habladurías de terceros. Siento que fallé en todo lo que solía ser buena, realmente no siento servir para algo. Espero que sea un sentimiento pasajero y mañana despertarme completamente positiva con la ilución de un nuevo día.
¿Quien dijo que sería un buen año? ¿Un buen año para quien?
Que manera de empezar los primeros 365 días de mi nueva vida, de mis nuevas metas. El destino esta escrito así, ¿o será que debo pensar en el libre albedrío? No creo en coincidencias, creo en causas, pero ahora no se que creer.
Si no estoy regida por ningún dios... ¿a quien le debo rezar para dejar de fracasar?

domingo, 23 de enero de 2011

Hoy quiero.

Quiero llegar a ese portón de madera marrón rodeado alambres, abrirlo y sumergirme un su interior. Dar 10 pasos hacia adelante y ninguno hacia atrás, llegar al fondo del río y salir a la superficie. Quiero internarme en ese bosque mágico y sanador, quiero quitarme la ropa y correr libre por el sendero de la libertad. Quiero mirar las nubes blancas e intentar encontrar formas en ellas, reconocer cada insecto a mi alrededor y saludar al sol.
Tirarme en el verde pastizal y rodar por los campos llenos de flores, mover cada roca para encontrar misterios escondidos. Quiero mover el piso con mi canto audaz y atraer a las aves con mi andar. Contar cuantos árboles existen y hablar con el viento.
Hacer ángeles entre las coloridas flores primaverales a mi alrededor y sentir su fresco aroma enceguecedor. Quiero andar descalza por siempre y conectarme con la tierra eternamente, ser agua que fluye, ser luz, ser paz. Quiero alzar mis manos y tocar el cielo, tomar las estrellas  y hacerle una caricia a la luna.
Ver cada color que da vida. Ver el blanco con el rojo, formando una flor más, ver el blanco y amarillo de las margaritas. Sentir el verde de la naturaleza y el azul del cielo y el mar. Quiero ver el amarillo del sol y el blanco de la luna.
Quiero ver esos ojos castaños y ese negro pelo. Quiero tu piel teñida por el sol, eso quiero. Quiero sentir tu aroma entre las brisas del bosque y ver tu sonrisa en una nube; sentir tus pasos haciendo temblar mi suelo y oír tu risa una vez más. Quiero pintar un cuadro de tu cuerpo entre los árboles; quiero besarte bajo el agua y al salir quiero verte en la orilla del río. Quiero que me tomes de la mano y correr juntas por el sendero de la libertad. Quiero que acaricies las aves y cantes conmigo al pasar.
Quiero una eterna primavera contigo.

sábado, 22 de enero de 2011

Contigo.

Una vez hace mil años atrás alguien me dijo una verdad, de esas que se escriben en un papel y luego se tiran al olvido. Me dijo cosas increíbles, me dijo las mentiras más lindas que alguna vez habría escuchado, me dijo tantas cosas al oído, me dijo que si en todo momento. Lo mejor de haber vivido esa mentira contigo fue que ambas fuimos maestras en el arte de engañar, ambas teníamos títulos en el amor y el odio, y ambas necesitabamos engañar.
Te dije que si un millón de veces, y en otros momentos me sometí a tu ser incesante de habladurías maduras a pesar de tu corta edad. No lamento ser lo que fui, ni haber hecho esas cosas, que quizá te dolieron, o no. Pero debemos admitir que fue algo, y por más que fui la tercera en tu lista de olvidos, no dudo que fui algo.
Esas meras muestras de apoyo que me regalabas al sentir que me alejaba, esos infames besos que con gusto me regalaste, y todas esas noches de amor... ¿realmente quedaron en el olvido?
No soy quien para pedir perdón ni arrepentirme, mucho menos perdonar. No voy a pedir perdón por las noches que me dejaste sola y estuve con alguien más, no te voy a perdonar por usarme, ni por ser la única persona a la que quiero ver en todo momento.
Porque contigo fue lo mejor, mis mejores días y momentos; mis mejores tardes y encuentros, contigo fui yo, conmigo fuiste tú. Juntas nos creamos en unos meses, vos cambiaste y yo también. Contigo sentía la libertad del amor, y aunque tu liberal ser me deje de lado, el mio te extraña.
No podré olvidarte jamás, algo pasajero y sin más, me llega profundo, mucho más que algo serio y aburrido. Contigo sentía latir mi corazón día a día, sentía el mar a los kilómetros, cantaba sin parar y no paraba de inventar. Me encantaba levantarme a la mañana y pensar "hoy la veo" y sentir que mi vida por fin cobraba un rumbo, amaba la relación inestable, tu voz inefable y tu cara de artista. No olvido tu forma de ser, esa rimita al hablar, esa forma de mantenerse en pie, no olvido la forma de tu mano, ni tus dedos entrelazados con los mios, no hay forma de olvidar tu perfume y no hay forma de olvidarte.
Una vez sentí por ahí que para olvidar una relación se necesita la mitad del tiempo que la misma duró. ¡Que gran mentira! Si han pasado meses y aún recuerdo todo como si fuera ayer. Espero que vuelvas, espero verte, espero que leas esto y sepas que es a ti a quien le escribo. Contigo todo es mejor, sin ti nada más valdrá la pena.

"Morirme contigo si te matas, y matarme contigo si te mueres. Porque el amor, cuando no muere mata, porque amores que matan, nunca mueren."

viernes, 21 de enero de 2011

Deseos invictos.

Si la adversidad me lo permitiera y la realidad se mezclara con la ficción, me gustaría ser la afortunada a la que se le realicen los deseos que quiera. Me gustaría frotar una lámpara y que un genio salga de ella y me diga "Te concederé 3 deseos" y juro que los utilizaré muy bien. En mis más remotas fantasías he llegado a imaginar en tener los llamados "Padrinos Mágicos" pero no me resultaría muy productivo, ya que lo que te conceden es lo material, y eso no tiene importancia para mi.
Si pudiera escoger entre infinitos deseos en la adversidad del mundo; elegiría aquellos por lo cual vale la pena luchar, por lo que realmente sería imposible de lograr, por algo que precediera en el tiempo y en la historia de la humanidad. Me pondría una remera de colores diversos y marcharía por la igualdad, o podría desearlo ya que por lo visto no es algo que se haga realidad; la igualdad no llega más.
Me pondría otra remera con un corazón grande que rece "Te amo" y marcharía en la lucha por tu corazón, ya que desearlo no sería verdadero. No sería aceptable desear que me ames como yo lo hago, ya que tu corazón pertenece a alguien más. ¿Quien soy yo para privar a ese alguien más de todo tu imperecedero amor? Quizá en los soleados días me sienta triste y en los nublados también; quizá todo se transforme en nada y en la nada dudo que me quedaré.
Me haría a un lado de esa lucha y entraría en otra. Me pondría mi remera identificadora, tan famosa en mi, que reza "Free bitch baby" y marcharía en la fila de los solteros intentando algo más conseguir. Marcharía por que sí, marcharía por algo de una noche y luego invicta salir, marcharía por encadenar mi corazón a mi mente y lograr que juntos lleguen a la razón.
Si tuviera 3 deseos, desearía paz mundial, igualdad y amor verdadero.
Si tuviera 3 deseos, desearía cosas que perduren por siempre, por eso no desearía tu amor.

miércoles, 19 de enero de 2011

Una loca flor de colores oscuros.

¿Personas con personalidades marcadas, o personajes repetidos?
El estereotipo de mujer que más me va tiene una definición propia; no me gustan flacas ni gordas, ni lindas ni feas, ni rubias ni morochas; me gustan ellas. No es que sólo me interese lo que tienen entre las piernas, lo que tienen entre las orejas también cuenta.
Concuerdo con eso del amor a primera vista, aunque cuando las vi por primera vez no pensé cosas muy lindas... ¡Soy culpable! lo sé. Pero me pregunto si seré la culpable de atreverme a mirarla con otros ojos, esas miradas no permitidas, no sé si seré culpable el día que se decida, no sé si seré yo la culpable de mi dolor cuando sus ojos me digan que ya no quieren nada más. ¿De luto debería vestirme ya? ¿Debería comenzar a pensar en un futuro destrozado? Quizá es mucha exageración.
Me viene a la mente un recuerdo de una persona pasada, pero no pisada, que me decía cosas lindas y yo siempre me sometía a su intrigante ser. Espero que mi nueva flor floresca todos los días con sus colores oscuros y que no la marchite el recuerdo de mis pasados. Espero fervílmente que pueda reparar el daño que una vez cierta pordiosera del amor decidió ocasionar. Espero que mi nueva flor llena de locura no me embriague con su amor y me haga perder la noción.
Soy conciente que soy un ser pasivo, que quizá la pordiosera del amor sea muy parecida a una nueva flor oscura; porque me gustan así. Me gustan intuitivas, personales, únicas, indecisas, alagadoras y sorprendentes.
Me gustan únicas, con un amor especial, me gustan destacadas en su labor, me gustan músicas o cantantes, me gustan actrices remarcables que obtienen roles personales, me gustan artistas de la vida y que cada día me dibujen un nuevo día a su antojo. Me gusta crear un mundo paralelo y creer que sólo estamos nosotras.


"Tú me vestiste los ojos, yo te quitaba la ropa..."